Las incógnitas de un sueldo

carrera profesional

Habilidades, gustos y pasiones, por mercado laboral, situación de la carrera, economía local, suerte, entre otros...

Si bien la carrera que una persona elige para estudiar tiene que ver prioritariamente con habilidades, gustos y pasiones, hay también otras razones, mucho más concretas y menos altruistas, pero igualmente relevantes que hay que tener en consideración.

Sin duda, entre estas últimas, los rangos de sueldo que se pueden alcanzar son de las más importantes, y si bien ese rango depende muchas veces de factores que uno puede pensar que están bajo su control, como experiencia, especialización y desempeño, muchos otros factores quedan fuera de su alcance como las posibilidades que ofrezca el mercado laboral, situación micro y macroeconómica, e incluso la suerte, entre otros.

Todos estos últimos están fuera del dominio personal y son más agudos y menos certeros, en particular cuanto menor sea la experiencia laboral que tenga un profesional.

abogados primer año

"Prefieren acomodarse a lo que ofrezca el empleador"

En el ejercicio del Derecho, al igual que en otras carreras, tal es la complejidad de este tema que, de acuerdo con lo que dice Carlos Moreno co-fundador de Work On Law, “muchos asociados de primer año no se ven capaces de decidir una cantidad específica como sueldo mínimo al postular a un trabajo, prefiriendo acomodarse a lo que ofrezca el empleador”.

interrogante clave

¿Cuál es el sueldo al que debería aspirar?

Este método de permitirle al empleador la decisión de fijar el salario también provoca problemas, pues crea un diálogo desigual, donde los abogados aceptan condiciones con las que no están contentos y que inevitablemente a la larga impactan en su desempeño. Para aliviar esta situación debemos responder a la pregunta con la que deben lidiar todos los que han salido de la escuela de Derecho: ¿Cuál es el sueldo al que debería aspirar?

Contestar esta pregunta es mucho más complejo de lo que parece, ya que debemos responder varios temas relacionados: ¿En qué universidad estudiaste tu pre y post grado? ¿Cuál es tu nivel de inglés?, ¿Cuánta experiencia tienes? ¿Qué habilidades debes destacar o sobresalir?, ¿Quieres trabajar en una firma legal o en una empresa? ¿En qué país, ciudad o lugar quieres trabajar? ¿Es este un trabajo que esperas que sirva para una meta posterior? ¿Es un tipo o lugar de trabajo que te interesa especialmente? 

Los temas abordados en estas interrogantes pueden dividirse en tres grandes grupos:

01.

Las cuatro primeras interrogantes abarcan la formación del abogado y son vitales para poder acceder a ciertas posibilidades laborales. Cuanto más exigente sea la oportunidad, más necesarias son.  Un ejemplo clásico son las firmas del Big Law, sin lugar a duda los lugares de trabajo más cotizados y estrictos en cuanto a selección y requerimientos específicos, pero también los que en general ofrecen mejores remuneraciones. En este sentido resulta evidente que cuanto más prestigio tenga la universidad donde estudiaste Derecho más probabilidades tendrás de ser contratado.

De acuerdo a la experiencia de Carlos Moreno, estas son, por país, las universidades que mejoran la empleabilidad de sus estudiantes:

02.

En lo que se refiere a la pregunta de las habilidades a destacar para sobresalir, son sin duda tres a nivel general: un LL.M (especialización de conocimientos), la habilidad de hablar, leer y escribir en inglés (idioma universal), junto por supuesto a experiencias relevantes.

03.

El último tipo de preguntas planteadas con respecto a este tema tienen otro tipo de implicación, y están vinculadas al hecho de trazar un camino dentro del ejercicio de la profesión y con los pasos que uno debe dar para cumplirlo. Esto sin duda hace que los profesionales acepten oportunidades y condiciones variables, que son menos importantes que la meta final. En estos casos muchas veces se sacrifican condiciones como lugar, sueldo u otras, en pos de una meta mayor y de las posibilidades que uno logre obtener para realizar este recorrido.

Brújula Salarial Work On Law

Revisemos rangos de sueldos promedio, separados por las distintas posibilidades de empleo

Sin embargo y más allá de todas estas complejas variables, Work On Law ha logrado establecer una brújula de ciertos rangos de sueldos promedio, separables objetivamente entre las oportunidades dadas por empresas y las entregadas por firmas legales en Chile.

Firma Grande

En Chile, para estudios jurídicos de tamaño grande (con más de 70 abogados) el sueldo líquido promedio para un recién titulado es de U$1678; a los tres años de experiencia sube a U$2071 y para el cargo de de senior el monto es de U$2289 en promedio.


Empresa

Si el empleador es una empresa, para profesionales sin experiencia previa el sueldo líquido promedio será de U$817; hasta tres años de ejercicio, el promedio subirá a U$981; y si es un abogado(a) senior ese sueldo medio sube a U$1798.


Firma Media

desde el primer año a abogado senior

Si el empleador es un estudio jurídico de tamaño medio (20 a 70 abogados), el profesional sin experiencia puede aspirar a un sueldo líquido promedio de U$872; hasta 3 años de experiencia el sueldo será de U$1090; y si se trata de un abogado(a) senior, el promedio llega hasta U$2071.

Esto por supuesto se basa en los resultados actuales, pero estas conclusiones están en permanente cambio por varios factores relacionados principalmente con variables externas y el tercer grupo de preguntas (¿Quieres trabajar en una firma legal o en una empresa? ¿En qué país, ciudad o lugar quieres trabajar?), tal como explica Carlos Moreno: “Otros factores también pueden influir en el salario de un abogado, en años recientes elementos como la inflación o la pandemia y el consecuente freno que ocasionó en el ejercicio de la disciplina. Esto originó un tapón en la contratación de nuevos profesionales, lo que produjo que varios estudiantes graduados en los años 2019-2021, solo recientemente han podido encontrar trabajo y muy en particular afectó a los estudiantes de últimos años que no realizaron sus pasantías.”

el gasto dia a dia

Otro factor que influye es el país en el que uno vive lo que incide no sólo en cuánto se gana, sino también la relación entre el ingreso y cuánto gasta en su día a día.

Para entender este factor hay dos cálculos que debemos tener en cuenta: El index de Big Mac y la Fórmula de Purchasing Power Parity (PPP).

Estos dos cálculos se dedican a responder la pregunta de cuál es la diferencia económica entre los sueldos de los países al tomar en cuenta no solo lo que gana un abogado, sino también cuánto tiene que gastar en su vida diaria.

Indice Big Mac

El índice Big Mac hace esta relación de ingreso/egreso comparando cuánto cuesta una hamburguesa de McDonalds en cada país y usando el precio de Estados Unidos como base. Por ejemplo, en Chile un Big Mac cuesta US$3.66, un 28,9% menos que en US, en Colombia vale US$3.48, un 32,4% menos y en México cuesta US$3.43, un 33.4% menos, lo que se traduce en porcentajes que hacen comparables los sueldos en base a lo que cada profesional tiene que gastar y no en base a un número sin contexto.

Purchasing Power Parity (PPP)

Por el otro lado, el PPP analiza lo que gana un abogado versus lo que gasta para determinar cuánto vale su ingreso realmente.

Si comparamos los sueldos de los First-Year Associates de Nueva York, Ciudad de México, Bogotá y Santiago nos damos cuenta de que hay varios factores que afectan su valor real.

  • Los asociados de primer año del Big Law de Nueva York ganan un sueldo neto mensual de US$12.542, para efectos del PPP esta es la mensualidad base más alta para un lugar específico, pero viene asociada también al mayor gasto que debe hacer el profesional para vivir y a lo que se une además la gran exigencia de horas de trabajo. Se espera que los abogados recién titulados trabajan muy por encima de las 1.800 horas facturables. Además, arrendar un departamento de una pieza en Midtown (donde pueden caminar directamente a sus trabajos) cuesta mensualmente US$4.422.

  • Los asociados de primer año en despachos grandes de la Ciudad de México ganan alrededor de MXN 40.000, lo que basado en el PPP se convierte en US$4.480, una cantidad mucho menor pero el arriendo de un departamento de una pieza en Santa Fe vale US$457 y, como nos indica el índice de Big Mac, los precios que deben pagar como gastos diarios son bastante menos proporcionalmente.

  • En Santiago los asociados de primer año de estudios jurídicos grandes ganan hasta CLP 1.900.000, lo que en el cálculo del PPP se traduce a $4.415, pero se demanda mucho menos tiempo de su parte, 1.400 horas facturables y cuestan US$759 por un departamento de una pieza en el barrio de El Golf, por ejemplo, centro neurálgico de las operaciones de los estudios de abogados.

  • En Colombia el sueldo de los asociados de primer año de las grandes firmas llega a COP $4.250.000 líquidos, y traduce a US$3.128, pero solo cuesta US$410 por un departamento de una pieza en el Chapinero, sector con las mismas características que el barrio El Golf en Chile.

conclusión

La conclusión a que nos llevan estos cálculos es que, aunque los abogados de Estados Unidos ganan un sueldo considerablemente mayor, se equilibra por el mayor costo de vida de ese país. Pero lo que se gana en Estados Unidos tiene un valor mucho más allá de lo puramente económico. Como señala Carlos Moreno “trabajar en un estudio grande con salario de foreign associate tras estudiar un LL.M es un sueño hecho realidad, porque es una experiencia espectacular y todos esperan rentabilizarlo a su regreso a su país.”

En resumen resulta evidente que fijarse únicamente en el sueldo distorsiona la realidad, pues hay muchas variables que deben analizarse para poder llegar a una conclusión objetiva basada en los múltiples factores que hemos señalado en este post.


Harvard, Yale y US News: Una separación inesperada

¿Una metodología defectuosa?


* Noticia en desarrollo: Northwestern, Columbia, Georgetown, Stanford, la Universidad de California y la Universidad de Michigan se unen al éxodo de universidades.

Recientemente la revista Forbes escribió un artículo dedicado al reciente distanciamiento entre el sistema de ranking de US News y las Universidades de Harvard y Yale. Para todos aquellos que quieran ver el artículo original los invitamos a leerlo. Esta lista es una de las más importantes para definir a cual universidad uno estudiará su LL.M, de los cuales hay muchos temas que considerar, tales como el país, el foco de estudio, el inglés y más en los que conversamos en nuestra Guía al LL.M.

 

Las facultades de Derecho de Harvard y Yale han anunciado su retirada del proceso de ranking de facultades de Derecho de US News, alegando su metodología “profundamente defectuosa”. ¿”Profundamente defectuosa” porque Harvard y Yale podrían dejar de estar a la cabeza? 

 

Malos Ganadores 

Durante los últimos 32 años, la Facultad de Derecho de Yale ha ocupado el primer puesto en la clasificación de US News. Harvard ha ocupado el puesto 2 o 3 en todos los años de este periodo, excepto en dos. 

Por lo tanto, durante más de tres décadas, Yale y Harvard aparentemente vivieron muy felices con esta metodología “profundamente defectuosa”. 

Lo que ha cambiado son las prioridades de estas escuelas, que la metodología de US News no favorece. ¿Qué hay que hacer, si es que hay que hacer algo al respecto?  

 

La metodología de US News 

Esta columna ya ha criticado la metodología de US News para las escuelas de negocios y la ha considerado deficiente. 

Pero el mensaje de Harvard y Yale (del que se han hecho eco Berkley, Columbia y Georgetown) parece ser: “Si no seguimos ganando, no jugaremos. Y la culpa es de US News”. La actual metodología de clasificación de las facultades de Derecho de US News asigna puntos en cuatro categorías ponderadas: 

 

Evaluación de la calidad de los compañeros (40%) 

El 40% de las clasificaciones de US News procede de encuestas realizadas a los profesores de las facultades de Derecho (25%) y a jueces y profesionales (15%).  

Con una tasa de participación del 69%, las clasificaciones representan un concurso de popularidad, ya que aparentemente no se hace ningún esfuerzo sólido para comprobar los conocimientos o la parcialidad de los participantes, ni para normalizar sus puntuaciones. Curiosamente, las denuncias de Harvard y Yale sobre la metodología no están relacionadas con estas encuestas. 

 

Selectividad de los estudiantes (21%) 

Las evaluaciones de la selectividad impulsan el 21% de las clasificaciones. Estas evaluaciones comprenden la mediana de las puntuaciones de los estudiantes entrantes (LSAT, GRE), que cuentan con un 11,25%. La mediana de las calificaciones de los estudiantes que ingresan en la facultad de Derecho representa el 8,75%. Y la tasa de aceptación de la facultad de Derecho cuenta un 1%. Los decanos tanto de Harvard como de Yale afirman que este énfasis en las puntuaciones y las calificaciones castiga los esfuerzos de sus facultades por “mejorar la diversidad socioeconómica y apoyar a los estudiantes de hogares con menores ingresos… [mientras] anima a las instituciones a despreciar a los estudiantes prometedores con bajas puntuaciones en los exámenes”. 

El decano de Yale también se queja de que el peso que se da a las puntuaciones y calificaciones de los estudiantes socava las ayudas basadas en la necesidad. 

Por supuesto, ese peso también crea competencia (en forma de becas) para los estudiantes con éxito académico demostrado. Si no fuera por esas “ayudas al mérito”, como las llama el decano de Derecho de Harvard, esos estudiantes prometedores, pero acomodados, podrían haber ido a Harvard o a Yale.  Qué descaro. 

 

Profesorado y recursos de instrucción/biblioteca (13%) 

Los recursos del profesorado, la facultad de derecho y la biblioteca comprenden cuatro indicadores: el gasto medio en instrucción, biblioteca y servicios de apoyo (9%) y el gasto medio en todas las demás partidas, incluida la ayuda financiera (1%). La proporción entre estudiantes y profesores cuenta con un 2%.  

Las críticas de Harvard y Yale en este ámbito se refieren a sus programas de condonación de préstamos para trabajos de interés público. US News no cuenta estos programas como ayuda financiera. US News tiene razón, ya que la condonación requiere trabajo fuera de la escuela. 

 

Éxito en la colocación de los estudiantes (26%) 

El éxito de colocación se compone de cinco indicadores. Los más valorados son los relativos a las tasas de empleo en el momento de la graduación (4%) y 10 meses después (14%). 

Las tasas de aprobación del examen de abogacía representan el 3%. 

Por último, esta categoría tiene en cuenta la deuda media contraída para obtener el título de doctor en derecho al graduarse (3%), así como el porcentaje de graduados de la facultad de derecho que contraen una deuda de este tipo (2%).

Harvard y Yale no están de acuerdo con esta categoría. No tiene en cuenta los programas de condonación de préstamos financiados por las facultades a la hora de calcular la carga de la deuda de los estudiantes. Como resultado, las escuelas afirman que la metodología desincentiva a las instituciones a apoyar a los estudiantes que quieren seguir carreras de interés público (presumiblemente peor pagadas).

Además, la metodología trata como desempleados a los estudiantes que siguen un grado avanzado después de la graduación, así como a los estudiantes que reciben becas de interés público financiadas por la escuela de derecho.

Aunque Yale y Harvard han mantenido su lugar por años rankings recientes revelan que Harvard cayo al cuarto lugar.

Los elementos de una Escuela de Derecho

Una gran Facultad de Derecho: Aportes, Resultados y Rendimientos

¿Qué hace que una facultad de Derecho sea excelente? 

 

Un experimento: resultados y aportes

Imagínese que los estudiantes con talento y motivación reciben una instrucción experta y rigurosa por parte de líderes en sus respectivos campos. Los graduados pasan a la siguiente fase de sus vidas con excelentes habilidades de razonamiento jurídico, investigación y redacción, así como con una sólida base en áreas básicas del derecho (por ejemplo, contratos, pruebas, derecho constitucional). 

Esta experiencia de pensamiento se centra en las entradas (calidad de los estudiantes que llegan), el proceso (instrucción experta y rigurosa) y los resultados (graduados altamente capaces). Hasta cierto punto, la metodología de US News trata de reflejarlos. 

Sin embargo, este experimento mental deja de lado una consideración importante para los estudiantes. ¿Considerarán que la educación (y su coste) merece la pena? US News trata de captar este punto analizando la carga de la deuda y las tasas de empleo. 

 

Harvard y Yale se centran en los rendimientos 

Sin embargo, lo que tanto el experimento mental como la metodología de US News dejan de lado son los rendimientos. Y los rendimientos representan el núcleo de las críticas de Harvard y Yale, así como las razones de su ruidosa retirada de la clasificación. 

Tanto los decanos de Harvard como los de Yale quieren aumentar el volumen de ciertos tipos de estudiantes (“socioeconómicamente diversos”) que ingresan en la facultad y se gradúan para realizar ciertos tipos de trabajos (“carreras de interés público”). 

Estos objetivos de rendimiento pueden ser valiosos a nivel social. Pero, ¿en qué sentido hacen grande a una facultad de Derecho? En la medida en que la diversidad socioeconómica mejora la experiencia de aprendizaje, ¿realmente Harvard o Yale carecen de fondos para conceder becas? ¿Por qué los programas de condonación de préstamos a los estudiantes están vinculados al trabajo de interés público después de la graduación? ¿Son estos programas menos coercitivos para los estudiantes de bajos ingresos (léase, “socioeconómicamente diversos”) que las ayudas basadas en el mérito? 

Por último, ¿qué tiene de especial el trabajo de interés público? Al calificar a US News de “lucrativa” y “comercial”, el decano de la Facultad de Derecho de Yale pretende denigrar la publicación. Pero la propia cátedra del decano fue dotada por un promotor inmobiliario comercial con ánimo de lucro. 

Como dice el personaje de Tom Hanks en la película Sully: “¿Podemos ponernos serios ahora?”. 

 

Viva la diferencia 

Tal vez el mayor defecto de la metodología de US News es que resume demasiado en una sola clasificación: la capacidad de los graduados de la facultad de derecho, el rendimiento que pueden esperar los graduados de su inversión en la facultad de derecho y el bien que la facultad de derecho hace a la sociedad en su conjunto. 

US News puede encontrar una manera de clasificar a Harvard y Yale sin su participación. La metodología puede ajustarse para basarse en la información disponible públicamente. 

Pero, US News será mejor por tener a Harvard, Yale y otras escuelas de derecho de primer nivel participando en la clasificación. Como Lyndon Johnson dijo una vez de un oponente político: “Mejor tenerlo dentro de la tienda meando fuera, que fuera meando dentro”. 

La respuesta puede estar en crear metodologías separadas que clasifiquen a cada escuela en cada uno de los tres ejes mencionados. 

También será interesante ver en qué medida el empuje de una escuela a lo largo de un eje afecta a su posición en los otros dos.

 

Se debe notar que aunque el artículo se centra en el debate de la salida de Harvard y Yale estos no son los únicos que han salido del US News, Columbia, Georgetown, Stanford la Universidad de California y la Universidad de Michigan se han separado del sistema de rankings indicando un sentimiento de falta satisfacción general. Varios cambios siguen por lo que otras universidades salgan o suban a ocupar nuevos lugares dependerá de cada universidad y como defina que quiera responder ante el método actual

El conflicto entre el rendimiento y los resultados es el centro del problema para ambas universidades

La pregunta ahora es ¿Cuántas universidades saldrán del sistema de ranking? ¿Cuáles universidades serán las nuevas Numero 1 y 2 dentro de esta nueva competición?

 


PDF: La versión segura de tu Currículum

Entre el PDF y el Word


Aprobar el examen de grado es sin duda un reconocimiento a los conocimientos disciplinares, la capacidad de usarlos en situaciones de práctica y sobre todo al compromiso, perseverancia y capacidad de concretar y completar una tarea de un profesional. A continuación, vendrá el siguiente y consecuente desafío, que acompañará la carrera profesional de un abogado a todo lo largo: poder expresar conocimientos, capacidades, especializaciones y experiencias a través de un documento coherente y claro de cada trayectoria profesional y académica, el curriculum vitae. En principio, como hablamos anteriormente del tema, lo más conveniente para un abogado recién egresado es tener 1 página de 250 palabras, el que sólo en casos justificados debería ser más extenso.

La importancia de este documento, su contenido y capacidad de resumen y expresión, es de público conocimiento. Es una tarea que comienza al buscar el primer trabajo y que debe mantenerse actualizada constantemente, por todo el período de una carrera profesional.

Sin embrago, un factor importante y que pasa desapercibido con frecuente regularidad, es el formato en que se presenta y envía este resumen de nuestra carrera profesional o CV. En esta era de opciones e información no es sorprendente que existan múltiples formatos que sean populares entre los postulantes y empleadores: dos en particular se han vuelto las principales formas de entregar este importante documento, el PDF y el formato Word. ¿Cuál debería ser el formato elegido?

Cada uno de estos formatos tiene su lugar y sus razones. Hablemos del PDF, que definitivamente es el preferido y el que debería usarse en caso de postular a un trabajo:

  • La primera de estas razones es simplemente seguridad, un PDF no es tan fácilmente editable como un Word y eso le da un cierto grado de certidumbre tanto a empleadores, como a postulantes. 
  • También relacionado con seguridad, está el tema de los virus, ya que es mucho más fácil poner un malware en un Word que en un PDF, cuando va como archivo adjunto.
  • El formato PDF es además visible, de igual manera, para todos los modelos de computadores e incluso todo dispositivo con la memoria y acceso a internet adecuados. Esto significa que cualquier empresa o empleador que pueda estar interesado en un Currículum, puede revisarlo sin importar cuál sea su dispositivo en cualquier lugar y momento. Esto permite una enorme flexibilidad en especial en procesos en que hay muchos involucrados en la toma de decisiones.
  • Cuando un CV por las razones que sea, requiere incorporar imágenes u otros elementos gráficos, el PDF permite control claro sobre el resultado, sin el peligro que reviste el formato de Word de distorsiones en el minuto en que el receptor lo recibe. El PDF al actuar como una imagen da seguridad al emisor de que el receptor lo verá tal y cómo necesita ser visto.

El Curriculum necesita no solo palabras sino también imágenes

Una opción necesaria

En resumen, el PDF es un documento fijo, que no permite edición ni revisión automática, que lo deforme o altere en forma significativa.

En todo caso Work on Law, dadas las razones expuestas requiere y utiliza el PDF. Es de acuerdo a nuestra experiencia que la seguridad de la correcta transmisión de la información y la formalidad que da al proceso, se convierte en una clave de aseguramiento de calidad y de objetividad en el proceso de selección.

Aunque el formato Word tiene sus usos en el campo de los abogados el formato PDF sigue siendo el requerido.

Un esfuerzo adicional puede ser la clave para sobresalir al momento de postular.

 


Un Lugar en el Mundo

Ciudades y razones


Ya abordamos lo que necesita un abogado para viajar a estudiar un LL.M y también hemos hablado acerca de los temas más populares en que los estudiantes de derecho se especializan. A continuación, y relacionado con lo mismo, un tema muy importante al momento de tomar la decisión de continuar los estudios:  la ciudad y país en que se va a estudiar. Esta decisión definirá el lugar donde quien estudia vivirá por entre uno y dos años. 

Es por esto que Work On Law decidió preguntar a abogados acerca de los lugares que escogieron para estudiar y las respuestas recibidas en esta encuesta sumadas a la información que recopilamos en un sitio especializado en el tema, nos revelaron  los lugares más populares para realizar un LL.M

La primera pregunta para aclarar esto refiere a las razones por las que los estudiantes deciden elegir una ciudad y país por sobre los demás. Estos motivos pueden agruparse en cuatro grandes temas, que son los factores determinantes para elegir el destino:

  • La primera y más importante razón es la reputación y fama, tanto de la Universidad como de la ciudad donde se encuentra. La notoriedad de una Universidad y la consecuente influencia en el futuro de sus estudiantes es una razón determinante. Asimismo, muchas ciudades de destino tienen por sí mismas una capacidad de atracción que hace de su experiencia una inolvidable, y que los estudiantes valoran enormemente. 
  • El segundo factor dice relación con el tema económico, ya que mudarse a ciudades lejanas, implica muchos gastos y trabajo, que se suman a los de los estudios. Esta razón, establece para muchos estudiantes límites a su búsqueda, llegando incluso a elegir las mejores Universidades en lugares donde vivan sus familias o conocidos y donde puedan asegurar un lugar para estar durante este período.
  • El tercer punto es directamente relacionado con los temas de especialización que cada estudiante quiere abordar y la infraestructura y posibilidades específicas que las Universidades ofrecen para esos temas. En el caso de los posgrados no todas las Universidades ofrecen los programas que algunos estudiantes requieren y esto achica su campo de elección.
  • Finalmente, un factor que ayuda a determinar la decisión es la calidad de vida que el lugar elegido puede entregar al estudiante y a su familia en caso de ser necesario. Infraestructura, tamaño, facilidad de transporte y lugares de recreo además de posibilidades de vivienda, entran a jugar como factores preponderantes.

En base a estos cuatro temas, las ciudades que fueron más populares en nuestra encuesta son:

  • En primer lugar, aparece Nueva York, para la que incluso muchos de los encuestados no dieron razones específicas dando por hecho el que la fama de la “ciudad que nunca duerme”, habla por si sola de una experiencia de vida inolvidable.
  • La sigue Melbourne, que de acuerdo con quienes estudiaron allí, es considerada una de las ciudades en que mejor se vive en el mundo, con infinitas experiencias y posibilidades.
  • La tercera en importancia de acuerdo con la encuesta es Londres, y quienes vivieron ahí argumentaron que su naturaleza como centro cosmopolita y las conexiones de por vida que posibilita con personas de todas partes del orbe, unidas a su gran cantidad de infraestructura e historia, son razones más que suficientes para estudiar allá y contrarrestan para ellos, el gran valor económico que esto supone.

Otras ciudades que fueron mencionadas fueron Barcelona, Berkeley, Edimburgo, Heidelberg, Montreal y París demostrando que las ciudades con mayor reputación y actividades influyen significativamente en la decisión de los estudiantes acerca de dónde van a realizar su postgrado.

Varios de nuestros encuestados respondieron que la fama de la ciudad en la que estudiaron era razón suficiente para ser su decisión.

Al rededor del mundo

Por el otro lado presentamos una lista de países y ciudades, rankeada por un sitio dedicado a los programas de LLMs alrededor del mundo y que divide los destinos por tema de especialización. De a acuerdo con ellos los destinos top a nivel global, son:

    • Reino Unido, y las ciudades dentro de él, Londres, Cambridge, Oxford, Nottingham, Manchester, Edimburgo, Southampton, Glasgow; Aberdeen, Dundee, Durham, Swansea 
  • Estados Unidos, con Nueva York, Columbia, Seattle, Miami, Los Ángeles, Notre Dame, Chicago, Stanford, Durham, Berkley, Washington, Boston, Houston y Austin, New Haven, Baltimore y San Diego
    • Países Bajos, en Leiden, Amsterdam, Tilburg, Masstricht, Utrecht y Groningen
    • China  en Hong Kong
    • España en Madrid, Barcelona, Bellatierra y Pamplona
  • Alemania en Hamburgo, Frankfurt, Berlin, Hannover y Saarbrücken
  • Australia, con Sydney y Melbourne 
  • Canadá Toronto, Cálgari y Montreal 
  • República de Singapur en Singapur
  • Bélgica en Leuven, Bruselas, Liege, Brujas y Ghent
  • Suiza en Ginebra, Friburgo y Lausanne
  • Suecia en Estocolmo y Lund
  • Francia con Paris como principal destino
  • Italia con Florencia y Turín

Definir el lugar en el mundo donde se va a estudiar, sin importar sí es por un año o dos, es muy importante. Durante todo el período de estudios, la experiencia de vida y redes de contactos, son tan relevantes como el grado académico. Es por esto que decidir el destino de ese lugar de estudios debe hacerse cuidadosamente, pues definirá una serie de experiencias complementarias que pueden hacer toda la diferencia.

Hay tantas opciones para estudiar un LL.M que cada país tiene ciudades destacadas en el estudio de la ley.

Sin importar en que te quieras especializar siempre habrá algún lugar para ti, una universidad donde podrás expandir tu conocimiento...

 


Opción C: Rotaciones híbridas

Un nuevo cambio al status quo


Cuando la pandemia trajo su nuevo status quo, todas las empresas del mundo se vieron forzadas a tomar la decisión de si debían y/o podían continuar con el trabajo presencial o sí adoptaban un nuevo y revolucionario sistema de trabajo remoto usando la conexión de internet y un computador. 

Esta no era una decisión fácil de tomar pues, aunque cada vez más gente estaba confinada, el método que se estaba sugiriendo era demasiado nuevo y, por lo tanto, no estaba lo suficientemente probado con muchos y desconocidos inconvenientes. Sin embargo, la severidad de la pandemia y las consecuentes medidas de aislamiento no dejó alternativa con los resultados y problemas de los que hemos hablado en artículos anteriores.

Esta circunstancia, sin embargo, no implica que las compañías quieran mantener este sistema permanentemente. Muchas empresas, sopesando la opinión de sus empleados, los peligros de los grupos extensos trabajando juntos y un nuevo uso de infraestructura que requiere más espacio para evitar contagios, se han planteado la cuestión de elegir entre la opción A, volver al método anterior de manera presencial, o  la B, seguir usando el nuevo estilo de trabajo, y han decidido escoger la nueva opción C, el método híbrido que le permite a las personas trabajar ciertos días en la oficina y otros en versión remota. Una opción que también se está volviendo cada vez más popular entre los abogados.

Tal como nos dice un artículo que estudió los distintos casos en Chile, estudios como Carey Abogados o Guerrero Olivos por ejemplo, optaron por asumir una manera híbrida de trabajo. En el caso de los primeros decidieron, tras las Fiestas Patrias chilenas del 2021 que, debido a la baja de casos de contagio y la cantidad de personas con un esquema de vacunación completa, implementarían un sistema en el cual sus abogados trabajan tres días presencialmente y dos días en forma remota. En el caso del segundo estudio, ellos decidieron hacerlo en forma diferenciada, dejándole un día de trabajo remoto a los abogados juniors y dos días para los abogados senior.

El 71% de las empresas legales alrededor del mundo han decidido adoptar un sistema híbrido

Una respuesta ante un nuevo mercado

No son sólo estas oficinas las que prefieren la opción C, de acuerdo con un informe creado por Thomson Reuters y Georgetown Law todas las firmas en forma global están decidiendo si implementan este sistema híbrido a largo plazo, y de acuerdo a la información que recopilaron, el 71% de los estudios legales alrededor del mundo decidió adoptar un sistema híbrido, un 19%  prefirió seguir con el método 100% remoto y solamente un 9% volvió a la presencialidad total. De acuerdo con este informe, el trabajo híbrido poco a poco se está convirtiendo en el nuevo status quo del mundo laboral legal.

Pero ¿Por qué no se ha vuelto al sistema presencial anterior a la pandemia?  

El informe de Thomson Reuters nos explica el motivo: debido a la pandemia el mercado laboral legal sufrió inicialmente una pérdida en el crecimiento de la demanda de un 1,6% pero en el año 2021 surgió un desarrollo de un 4%, una subida astronómica, sólo superada por la cifra del año 2007, en el cual creció en un 4,1%. El informe explicó que, aunque este crecimiento súbito fue una gran ayuda para los abogados, muchas firmas se vieron enfrentadas a una feroz competencia por el talento legal, otros profesionales y, por supuesto, conseguir y retener a sus clientes. Es por esto y como resultante de barajar las diferentes exigencias de todos los actores, que las firmas o estudios han visto en este nuevo sistema híbrido, una solución que les permite mayor rango de posibilidades y de soluciones, ya no como sistema absoluto sino que particular a cada caso y con los beneficios de ambas formas.

La pandemia trajo un nuevo status quo y todas las firmas tuvieron que adaptarse y elegir, no sólo debido a un tema de salud sino también por un nuevo tipo de competencia que fuerza a los estudios a encontrar diferentes formas de adaptarse. Pero ya sea que vuelvan a la opción A (presencialidad), a la opción B (remoto), o a la opción C, (con un sistema híbrido), es claro que un nuevo orden se insertó en el mercado laboral, más complejo y de matices de gris, al que toda oficina y firma deberá integrarse tomando la decisión que le parezca más adecuada.

Aunque inicialmente sufrieron una baja de demanda, en el 2021 el mercado laboral legal tuvo un incremento de clientes no visto desde el 2007

Las rotaciones híbridas poco a poco se han vuelto la forma más popular de trabajo para los abogados ¿Pero se mantendrá así en un mundo post-covid? Solo el tiempo lo dira

 


Los Temibles Cuatro de la Ley

Top of the food chain


Cuando uno piensa en estudiar o trabajar internacionalmente la primera opción que se le viene a la mente a muchas personas, en especial en Latinoamérica, es trabajar en Estados Unidos. No es difícil entender la razón: este país es hogar de muchas oportunidades laborales y experiencias culturales y además en una porción grande de su territorio, se habla inglés y castellano. 

Pero en un mercado tan grande y con toda esta variedad de posibilidades no es extraño que la competencia para acceder a ellas sea notable y enorme. Esto afecta en gran medida al mercado laboral de los abogados, cuyo ejercicio profesional puede desarrollarse en un abanico gigante de ámbitos profesionales. Enumerar todos estos ámbitos y posibilidades laborales sería infinito, pero podemos partir por la más importante para esta disciplina: los estudios o firmas de abogados. Para poder entender este mercado, el paso inicial sin duda es conocer a quienes lo dominan, por lo que la primera pregunta a responder y tema de este artículo es: ¿Cuáles son estas firmas o estudios que dominan el mercado de Estados Unidos, específicamente en términos de litigios?

No es una duda que se responda fácilmente, pues en un mercado con estos niveles tan altos de escrutinio y competencia, los partícipes dominantes pueden cambiar año a año, dependiendo de su desempeño y de los parámetros que miden su éxito. Para hacer de público conocimientos dentro y fuera de este país, a quienes encabezan y dominan este complejo mundo laboral, BTI Consulting Group nombró a los cuatro Estudios o Firmas de litigio más temibles de todo el país en su ranking anual, aquellos a los que los abogados no se quieren enfrentar y el más exigente y apreciado objetivo para quienes buscan empleo en este ámbito del desarrollo legal:

  • Jones Day: Una firma especializada en Ley Corporativa, fundada en 1893 por Edwin J. Blandin y William Lowe Rice en Cleveland, Ohio. Para el 2021 era el octavo estudio más grande en Estados Unidos y el decimotercero más exitoso en el mundo.
  • Kirkland & Ellis: Un estudio jurídico fundado en 1909 por Stuart G. Shepard y Robert R. McCormick, especializado en Inversión de Capital y Gestión Corporativa. Es considerada la firma legal más grande del mundo y la séptima empresa con mayor cantidad de abogados globalmente.
  • Quinn Emanuel: Un bufete White Shoe, establecido en 1986 por John B. Quinn, Eric Emanuel, David Quinto, y Phyllis Kupferstein. Dedicada a Litigios, tiene 800 abogados y 23 oficinas alrededor del mundo.
  • Skadden: Una firma fundada en 1948 por Marshall Skadden, John Slate y Les Arps, especializada en Litigios y Transacciones.

La competencia entre los abogados es feroz, lo suficiente para necesitar un ranking anual de quien va a la delantera.

Las cinco virtudes

De acuerdo con el presidente de BTI, Michael Rynowecer estas empresas tienen 5 características que desarrollan en plenitud y que los convierten en un motivo de terror para quienes se les enfrentan en cualquier problema:

  • Valientes: Los Temibles Cuatro, no tienen miedo al enfrentarse a situaciones de alto riesgo, peligrosas y desconocidas. Buscan nuevos desafíos y oportunidades.
  • Astutos y altamente inteligentes: Piensan rápidamente, detectan patrones y son capaces de descifrar y crear múltiples estrategias.
  • Energéticos: Incrementar el desafío no detiene a los Temibles Cuatro, sólo les da mayor energía.
  • Flexibles y Rapidos: Estas compañías se mueven en forma expedita, con acciones rápidas, pero bien pensadas y con las herramientas adecuadas. La habilidad para pensar deprisa es lo que los ayuda en esto y lo que los caracteriza.
  • Incesantes: Los Temibles Cuatro NUNCA se rinden ni descansan.

Hay una gran competencia en el mundo legal laboral de Estados Unidos y estas cuatro firmas han usado sus habilidades para llegar a la cima, por lo que un trabajo, pasantía o cualquier tipo de relación laboral con ellas, puede marcar fuertemente e incluso determinar éxito en la carrera de un abogado. Si decide que puede enfrentar este desafío y cumplir con las enormes exigencias y habilidades que se requieren, le deseamos suerte ¡Porque la necesitaran!

Los Temibles Cuatro fueron llamados así porque enfrentarlos es una pesadilla para cualquier litigante.

¿Cuáles serán la identidad de los Temibles Cuatro el próximo año? Solo el tiempo lo dirá....

 


La primera decisión: El rumbo del LL.M

Una experiencia con muchos destinos


En un mundo tan globalizado como el actual y que por otro lado se especializa cada vez más en nichos concretos en las diferentes profesiones, ha surgido la necesidad de una constante profundización de contenido y el mantenerse al día de los profesionales que buscan el éxito en el desarrollo de sus carreras. Una de las posibilidades para comprobar frente a los mercados y al mundo académico, este interés e inquietud de un profesional es sin duda el estudio de postgrado y en el caso de los abogados el LL.M.

El tener más de un foco dentro de la disciplina, con una especialización o buscar conocer diferentes realidades y escenarios en estudios generales de posgrado, es entonces una enorme ventaja en el desarrollo y posibilidades de la carrera de un abogado. Decidir cuál será la especialización que uno quiere para su carrera, es el primer paso y uno muy relevante, que determinará muchas de las posibilidades y decisiones que vendrán a continuación. Si no se tiene una idea concreta puede ser un proceso complejo, pues hay cientos de Másters en Leyes. Es por esto por lo que reunimos una gran cantidad de información en una encuesta realizada a abogados, sobre el tema, los intereses, problemas y posibilidades involucrados. Uno de los tópicos y focos abordados en ella, es el que en conjunto con sitios especializados abordaremos en este artículo: los campos de estudio de especialización más populares.

Antes de comenzar hay que tener en cuenta un elemento muy importante, no es necesario que el LLM aborde un tema específico, muchos abogados deciden estudiar un LLM general para profundizar sus conocimientos de manera menos específica y focalizada, profundizando y viendo con otros puntos de vista los conocimientos disciplinares generales. Estos estudios de postgrado no específicos tienen el mismo prestigio que aquellos que decidieron especializarse en un campo determinado, sólo refieren a diferentes intenciones de desarrollo profesional. 

No hay tal cosa entonces, como un tema de estudio de posgrado mejor o peor que otro, el valor de la elección del campo depende de quién lo estudia, y de lo que quiere hacer el resto de su carrera. Sin embargo, hay opciones dentro del Derecho que son más populares que otras buscadas por potenciales estudiantes debido a las oportunidades que pueden entregar en el mercado o por un proporcionalmente mayor potencial que ven los profesionales en estos ámbitos de aprendizaje para el desarrollo de sus carreras profesionales y/o académicas y tal como revelan dos fuentes dedicadas a estas investigaciones las posibilidades son muy variadas.

Por un lado la encuesta realizada por Work On Law en México, Colombia y Chile, nos reveló las decisiones que tomaron los profesionales que las contestaron, y los posgrados que decidieron realizar para esos mercados, de variados temas, muchos no tradicionales, de carácter innovador, propios de nuevos desafíos de la profesión:

  • Uno de los temas más populares que aparecen en la encuesta como foco de especialización son las leyes medioambientales, con sus variantes en Derecho del medio ambiente, energía y recursos naturales, Derecho ambiental, Global Environment and Climate Change Law junto con otros abogados que decidieron enfocarse en cómo aplica la ley en los crecientes desafíos y problemas del medio ambiente.
  • Otros temas que destacan, por las potencialidades en los nuevos mercados y que aparecen en la encuesta son: Propiedad Intelectual, Resolución Alternativa de Conflictos y Computer and Communications Law, tema que aborda el inmenso y aún no completamente normado mundo de las redes sociales y entornos virtuales.

Hay más de 600 especializaciones disponibles para los abogados que quieran obtener un Master

Los ámbitos más buscados

Por el otro lado de acuerdo con un sitio especializado de los poco más de 650 estudios de L.L.Ms para abogados que presenta, define como los ámbitos más populares para estudio de especializaciones a los siguientes:

  • Estudio de Derecho Internacional:El desarrollo de una comprensión más profunda del derecho de sociedades, el derecho contractual, el derecho de propiedad intelectual, la resolución de disputas comerciales y la ley de competencia.”
  • Estudio de Derecho Empresarial: “Diferentes áreas de prácticas comerciales y sus implicaciones legales. Pueden incluir varios subconjuntos diferentes de áreas legales tales como comercial, laboral, tecnológica, de medios o de patentes. Muchos programas están diseñados para uso internacional y preparan a los estudiantes con cursos en transacciones globales, gobierno corporativo y fusiones y adquisiciones en el cruce de fronteras.”
  • Estudio de Derecho: Para profesionales con estudios de pregrado en Derecho, sistemas de Derecho y Regulaciones se establecen con el objetivo de guiar a la gente en la dirección adecuada. El contexto en el que se usan dichas guías incluye todo, desde sistemas de educación, negocios de restauración o política internacional.
  • Estudios de Derecho Nacional: “Se centra en las regulaciones gubernamentales, las normas de la agencia y los precedentes legales. Los estudiantes toman una variedad de cursos que pueden incluir leyes antimonopolio, leyes electorales, leyes ambientales, leyes del gobierno local, riesgos, políticas y leyes públicas, leyes de educación o políticas y leyes de salud.”
  • Estudio de Derecho Económico:”…Se enfoca en los regímenes regulatorios internacionales y nacionales que se aplican a las empresas. Los cursos en este programa pueden considerar la resolución internacional de disputas, el comercio internacional y local, las leyes de inversión, la propiedad intelectual y cómo estas áreas afectan y se ven afectadas por la economía.”
  • Estudios jurídicos en Derechos Humanos: “Además de aprender las leyes básicas que se aplican a los derechos humanos, los estudiantes pueden enfocar su campo de estudio aún más y centrarse en los derechos humanos en lo que respecta al derecho mercantil, los derechos humanos en relación con el encarcelamiento y los derechos humanos cuando se conectan con la economía.”
  • Jurisprudencia: “Jurisprudencia” se refiere a la filosofía de la ley, y las personas que optan por obtener un LLM en el área generalmente quieren obtener una comprensión más amplia de la ley en sí misma. Sin embargo, dentro de este programa, las personas aún pueden optar por reducir sus estudios y tomar cursos en áreas como investigación legal, práctica legal, resolución de conflictos, derecho comparado, derecho internacional o la ley en lo que respecta a la industria de la salud.”
  • Estudio de Resolución de Problemas: “Es un programa de grado que analiza las técnicas y teorías necesarias para resolver disputas comunes. Los estudiantes pueden aprender sobre procesos tanto adjudicativos como consensuales, o pueden seleccionar un enfoque dentro de su grado.”

Con la enorme y diversa oferta de LLMs, actual en el mercado las oportunidades y herramientas a disposición para especializarse son cuantiosas, y seguramente seguirán incrementándose y cambiando porque las leyes son una disciplina que constantemente se adapta y evoluciona con los avances de la sociedad. Hay decenas de Masters en Leyes y muchas universidades que los enseñan por lo que sí un abogado no tiene una idea concreta puede ser un proceso complejo. Sin embargo es necesario como primera decisión, dar  rumbo a este viaje que promete infinitas posibilidades. Invitamos a todos quienes han tenido experiencia a participar de nuestra encuesta, que aún está abierta y podrá ayudar a los profesionales a definir de mejor manera sus futuros estudios.

Aunque las búsquedas tienden a ser más convencionales la elección final de los abogados es una combinación entre interés y oportunidad

El primer paso siempre es escoger que es lo que quieres estudiar, pero el segundo paso no es estudiar inglés sino saber DONDE estudiar....

 


La contraoferta: el tabú perdonado por el covid

Una política re-examinada


Cuando uno piensa en las consecuencias del covid lo primero que viene a la mente son cosas como el trabajo en casa, las mascarillas y el aislamiento pero varios aspectos del mundo fueron afectados por la pandemia, ya sean elementos laborales, económicos o psicológicos. En el mundo legal una nueva consecuencia ha surgido: Las contraofertas, tal como explica el artículo escrito por El Confidencial, han resurgido como un método de mantener a los abogados.

Hasta hace no demasiado, muchos grandes bufetes tenían como política no contraofertar al abogado que anunciaba que dejaba la organización para fichar por la competencia. Era una norma no escrita que rarísima vez se saltaban. Este principio respondía a la convicción de que, cuando alguien toma la decisión de abandonar un despacho, es porque se ha producido ya una quiebra definitiva del vínculo y el compromiso que le unen con sus compañeros. A su vez, desde el momento en que el profesional comunica su salida, se agrieta de forma irreparable la confianza que el resto de la firma deposita en él. “Es algo así como si tu mujer te dice que está pensando en dejarte para irse con otro”, ejemplifica gráficamente un ‘headhunter’ con amplia experiencia en el sector; “aunque después dé marcha atrás, tú ya te quedas para siempre con la mosca detrás de la oreja”.

Pero no solo es que los despachos no contraofertaran. “Es que en los pocos casos en los que lo hacían, que podían rondar en torno al 30 o 35%, la gran mayoría de candidatos rechazaban la propuesta”, señala Pedro Herráiz, socio de la firma de cazatalentos Altum Advisors. La contraoferta, normalmente de contenido económico, difícilmente repara las causas más profundas que se esconden tras la decisión de dejar una firma, enfatiza Herráiz. En un sector de altas retribuciones como es el de la abogacía de élite, el valor marginal del dinero se reduce conforme se avanza en la carrera, lo que convierte cualquier alza salarial en un placebo de efectos limitados en el tiempo.

Todo esto, sin embargo, ha cambiado tras el covid. La dura batalla por el talento que se libra en el sector legal ha forzado a muchos despachos a tragarse el sapo y normalizar el recurso de la contraoferta como instrumento de retención de los abogados. No les ha quedado otra.

Tras el ‘shock’ inicial de la pandemia, el trabajo en prácticamente todas las áreas se disparó, lo que ha provocado que la demanda de profesionales sea muy superior a la oferta. Perder a un buen letrado —o a uno no necesariamente tan bueno— suponía dejar encargos desatendidos, y tener que salir a un mercado ultra competitivo y, en opinión de muchos, hiperinflacionado. “En el actual contexto, si tienes a alguien que funciona, te sale mucho más rentable retener pagándole 20, 30 o 40.000 euros más, que arriesgarte a que se vaya y tener que ir a fichar a otro abogado que, quizás, te pida aún más dinero y tarde en incorporarse tres, cuatro o seis meses. Y ello con el riesgo de que después no encaje”, explica un socio de M & A de un bufete del ‘top 25’.

“Además, en las salidas también hay un riesgo reputacional a tener en cuenta por los despachos, porque generan el runrún en el mercado de que no están atravesando un buen momento”, agrega Luis Díaz-Obregón, director en Boyden España. El creciente miedo de las firmas a la fuga de talento, continúa Díaz-Obregón, convive con la mayor permeabilidad de los candidatos. “Antes costaba que, siquiera, escucharan las propuestas que llegaban de otros bufetes. En la actualidad, cerrar un proceso sigue siendo complicado, pero todos, incluso los socios, se ponen al teléfono para ver qué tienes que contarles”. En opinión del ‘headhunter’, el teletrabajo tiene parte de responsabilidad en esta mayor ‘promiscuidad’ en el sector, pues ha diluido los vínculos y el ‘engagement’ del profesional con su organización.

La pandemia causo un nuevo nivel de competitividad a la hora de conseguir nuevos abogados

El efecto dominó de la contraoferta

A pesar de que el mercado manda, son muchos los profesionales, dentro y fuera de los bufetes, que ven vigentes los motivos para desconfiar de la retención basada en la contraoferta. Uno de ellos es Sancho Peña, socio de la firma Page Executive. “En nuestro caso, tenemos medido que un alto porcentaje de los candidatos que se quedan gracias a una contrapropuesta acaban dejando la organización a los dos o tres años. Y no solo pasa en el sector legal, sino en todos”. ¿Por qué? “Porque, más allá del dinero, las razones organizativas, de proyecto o de carrera que motivaron la decisión del cambio no suelen variar”, expone. Una visión que comparte Mila González, de IurisTalent. “Si era un problema solo de dinero, la nueva oferta lo soluciona, es cierto. Pero en determinados niveles profesionales, siempre aparecen otros motivos y, si el despacho no había tomado determinadas decisiones antes de que el letrado amenazara con irse, la experiencia nos dice que no las adoptará una vez se han asegurado que se quede”, indica la ‘headhunter’.

Además de la contraoferta económica, Sancho Peña señala que los despachos también echan mano del recurso de acelerar la carrera de los abogados —por ejemplo, adelantando el acceso a la condición de socio—. Una vía más sencilla para los bufetes nacionales que para los internacionales, que deben consensuar con su sede central el número de socios que pueden hacer cada año.

“En todo caso, el ascenso de categoría conlleva un incremento de la retribución, por lo que, indirectamente, siempre hay dinero de fondo”, señala el responsable de RRHH de otra firma del ‘top 25’, que incide en los efectos perniciosos que está provocando la práctica de contraofertar a los profesionales. “Cada son más los abogados que lo que buscan es que les hagas una propuesta para poder revisar su situación en su actual despacho y, después de todo el proceso, te dejan en la estacada”, relata. Que el letrado se subasté, siembra desconfianza en su compromiso y adhesión al proyecto, conceptos que, a pesar de sonar excesivamente románticos, muchos bufetes siguen teniendo en cuenta.

Junto con la contraoferta, Díaz-Obregón subraya otros dos mecanismos a los que se recurre con mayor asiduidad en estos últimos años: la prima de fichaje —también llamada ‘sign-on bonus’ o ‘welcome bonus’— y el bonus de retención. Dos cuantías que, además, pueden diferirse en el tiempo para anclar al profesional en la organización. “Se distribuye entre varios años y se condiciona su pago a que el abogado siga en la firma, así se desincentiva su marcha”, describe. Ambos instrumentos, señala el responsable de RRHH, ofrecen una segunda ventaja. “Te permiten inyectar ese ‘plus’ que puede decantar la decisión del letrado, sin alterar el fijo que percibe, por lo que se mantiene en las bandas salariales en las que le correspondería”, explica. Alterar las escalas retributivas, a la larga, puede convertirse en una bomba de relojería para la ‘paz social’ en los despachos.

Pero, ¿son todas las contraofertas en términos de mejoras económicas o de carrera, o empieza a haber abogados que lo que reclaman son otras cosas? Aquí las experiencias no son del todo coincidentes. Herráiz afirma que sí, que entre los candidatos también empieza a calar la idea de reclamar mayor flexibilidad y más capacidad para conciliar, o se fijan en el impacto social de la compañía o la imagen que proyectan los líderes de la organización. En los bufetes, en cambio, son más escépticos. “A la hora de la verdad, tienen miedo porque reclamar flexibilidad o conciliación suena a ‘quiero trabajar menos’, por lo que la negociación sigue transcurriendo fundamentalmente en términos económicos”, exponen desde un bufete nacional.

Antes de los cambios hechos por el covid la contraoferta era considerada no solamente impráctica, sino también inútil debido a que no podía resolver los problemas más allá del dinero

Aunque la contraoferta solía ser un tabú que nunca debía ser usado, se ha convertido en una de las muchas herramientas en el ambiente de los abogados ¿Qué otros cambios escondidos se pueden encontrar en el mundo post-pandemia?


El impacto de la digitalización en el ejercicio legal

Your new gadgets Mr Bond


Cuando uno piensa en un abogado lo primero que probablemente le viene a la mente es la imagen de un ejercicio profesional más bien tradicional, con libros, tribunales, veredictos, defensores, acusadores y jueces. Pero la realidad es que, al igual que en casi todos los aspectos personales y profesionales de la vida contemporánea, las innovaciones y la tecnología han tomado un rol cada vez más importante. Como un agente silencioso estos aspectos están cambiando las posibles oportunidades de desarrollo del ámbito legal y la forma en que se desarrollará la profesión en el futuro.

Estos cambios cada vez más generalizados están permeando con creciente rapidez, la relación de los abogados con sus clientes, con la necesidad de acceso a mayor información, la forma en que se tramitan casos y asuntos en tribunales, los modelos de negocios que deben desarrollar, la complejidad de los desafíos, etc. Es por esta razón que muchos estudios de abogados, conscientes de las posibilidades, ventajas y beneficios que estas innovaciones y tecnologías podrían darles, están implementando y especializando profesionales en el uso práctico y directamente relacionado con la profesión, de estas herramientas. Para el ejercicio del derecho, probablemente el acceso a la información, su categorización y clasificación para optimizar el tiempo, es la fuente más importante de ahorro y eficacia al momento de abordar de mejor manera los desafíos que se les plantean. Para esto hay muchas innovaciones tecnológicas disponibles y efectivas.

Innovaciones tecnológicas

De acuerdo a una página dedicada al uso de tecnología en el ambiente legal hay varias herramientas que crean diferencias, el primero y la más conocido de estos desarrollos, es la Inteligencia Artificial (I.A.), innovación que le permite a los computadores desarrollar “comportamientos inteligentes”. Esto significa que pueden aprender, comunicarse con los usuarios, analizar información y comprenderla en su contexto y en general, buscar patrones para realizar un aprendizaje automático y en base a eso tomar las mejores decisiones posibles para lo que requiere el usuario. Para los abogados esto significa que la I.A. puede ayudarlos a través del análisis de jurisprudencia relacionada con el tema que se está abordando, organizar la información y ayudar con la búsqueda y fundamentación de argumentos, entre otros.

Otra herramienta revolucionaria es el Big Data, dedicada a compilar bases de datos grandes y complejas. Esto ayuda a los abogados en el acceso a procesos, análisis y categorizaciones de millones de normativas, leyes y otros documentos legales que le permitan planificar sus estrategias con información comprobable. Para un abogado la información lo es todo, es la base de su ejercicio, lo que vuelve a este mecanismo algo irreemplazable pues el proceso de buscar la información requerida que antes necesitaba días o incluso semanas se ha vuelto casi instantáneo. ¿Les suena familiar? Debería, pues, esta es una de las claves del éxito de Google.

También tenemos aplicaciones como el Business Intelligence, el cual provee estructuración de datos de acuerdo a segmentos de negocio o mercados. Esto ayuda a los abogados a encontrar oportunidades de negocio, automatizan el análisis de los datos, ofrecen informes, resúmenes y gráficos que proporcionan información detallada sobre las necesidades reales de cualquier negocio en que sea utilizado. Sí el Big Data funciona como Google, es decir buscando los datos al momento en que se piden, esta herramienta ayuda a agrupar los conocimientos de una disciplina, para que estén disponibles al momento de crear una estrategia.

Por supuesto habría que agregar a esta lista todas aquellas plataformas que agilicen la relación con los clientes y las hagan más extensas, directas e inmediatas, como, las plataformas de comunicación, del estilo Zoom o Teams, las aplicaciones y redes sociales (LinkedIn, Instagram, entre otras), blogs, páginas web interactivas entre otros.

La cantidad de información que es accesible para todos ha causado un impacto en los métodos de los abogados

La ley y la información

Nuevos campos

Como todas estas herramientas dan a los profesionales mayor, mejor y más rápido acceso a información local y mundial, hay que ser capaz de encauzarlas para lograr nuevas oportunidades y campos de desarrollo de la disciplina. 

Un ejemplo de estos nuevos campos de desarrollo, sin lugar a dudas, serían aquellos que se centran en delitos informáticos. La cada vez mayor cantidad de datos personales e institucionales, disponibles en bases de datos, en la nube y en sitios de uso público y privado, hace a las personas susceptibles a ataques a su información personal, robo de datos, hacking, phishing y estafas. Este tipo de delitos, es cada vez más frecuente y cambiante, lo que lo hace impredecible, muchas veces no abordado por normativas legales y en consecuencia difícil de abordar y defender. El rol de los abogados en este ámbito demanda un servicio cada vez más completo y un entendimiento de las múltiples facetas y disciplinas que demandan esta clase de casos. En consecuencia una enorme capacidad y rapidez para acceder a información relacionada. Poco a poco este ámbito se ha vuelto cada vez más popular, hasta el punto de que los LL.M en Ciberseguridad se han transformado en una de las especializaciones más populares actualmente.

Otro ejemplo de estos campos de nuevas formas de desarrollo son los relacionados con la protección de los derechos de autor. Con la mayor accesibilidad a información, artículos, vídeos, fotografías, proyectos y demás material existe implícito un mayor riesgo de que puedan ser usados por instituciones o individuos que no respetan la autoría de creadores originales de contenido. Debido a que todos los días nuevos clips, artículos científicos, películas, blogs, libros y más son subidos a la web, hacer cumplir la ley que defiende estos derechos, requiere de un apoyo y asesoría legal considerable y que nuevamente pueda acceder con rapidez y en forma masiva a información que la estructuré, complemente y fundamente.

Finalmente, y entre muchas otras, una de las posibilidades más interesantes para oportunidades de negocio es la información que en sí misma tiene cada vez más valor. Sitios como blogs, wikipedias legales, servicios de información de casos particulares y más, pueden convertir la experiencia de abogados, estudios y otros relacionados con el ejercicio del derecho, en una plataforma disciplinaria para compartir y obtener experiencias y asesoría. Esta práctica online, es en varias otras profesiones, utilizada como un nuevo desarrollo de negocio y forma de ampliación de acceso a clientes

Para una profesión como la legal, en que se trabaja con la información, los argumentos y los reglamentos y leyes, organizarla y tenerla disponible es vital. Para eso y para mejorar y ampliar el ejercicio y la cartera de clientes, hay que repensar la relación con las innovaciones tecnológicas y hacerla una mucho más estructural.

Las formas de como manejar la información no han impactado solamente como trabajar, sino también en que trabajar.

La digitalización ha hecho un impacto en los abogados, en como hacen su trabajo, en que deciden trabajar e incluso en como deciden especializarse


Inglés y LLM, Especialización y Posgrado

Una conexión crucial


Hablamos anteriormente acerca de los beneficios de estudiar un Máster en Leyes, también conocido como LLM. También hablamos de la importancia del inglés para un abogado y cuántas puertas puede abrir en su ambiente laboral. De lo que no hemos hablado, es de la conexión que existe entre estos dos temas, el inglés y el posgrado. Varios estudiantes de países no anglófonos, que deciden tomar el siguiente paso en su educación en un país de habla inglesa, lo hacen específicamente porque ese título demuestra dos cosas muy valoradas en el mercado laboral hoy en día:  Prueba que un abogado domina el inglés técnico necesario y les certifica un conocimiento de la cultura anglosajona y del Derecho Común.

Ahora bien, para elegir el mejor LLM para cada profesional, debe estudiar bien cuáles son los programas más prestigiosos en el mundo para sacar lo mejor de la experiencia y la especialidad que quiere abordar.

Para ayudar a esta elección hay instituciones que se han dedicado a ordenar y clasificar la información y la ponen al servicio de sus usuarios. Tal es el caso de Keystone LawStudies, que da información sobre más de 10.000 programas, divididos en los mejores rankeados, los lugares y ciudades más solicitadas para estudiarlos y los temas y campos que abordan.

En un sitio especializado en LLM, por otro lado, aparece el listado en agosto de este año con los LLM preferidos en el mundo y de inmediato salta un dato relevante. De los 50 primeros, 40 están ubicados entre EE. UU., Reino Unido, y Canadá.

Es por esto por lo que en países que no hablan inglés, están conectados la voluntad de hacer un Máster in Law y la necesidad de hablar bien inglés o de aprenderlo, ya sea por que quieren estudiar en el extranjero y aprovechar las ferias de trabajo, o porque algunos de sus LLMs se estudian en inglés tal como el caso de Alemania.

En Latinoamérica, una vez que un abogado define Universidad y tema de especialización, debe averiguar cuáles son los requisitos y todos deben pasar el primer obstáculo, si el programa elegido es de habla inglesa: Las pruebas estandarizadas de inglés, en su versión académica.

Hay muchos tipos de pruebas de inglés, pero las dos más reconocidas en el mundo son el Test of English as a Foreign Language (TOEFL) y el International English Language Testing System (IELTS). Las dos pruebas se enfocan en acreditar para la institución receptora, que quien la realiza y alcanza el puntaje requerido, puede estudiar y trabajar en inglés. En el caso de la segunda, IELTS, tiene pruebas con versiones académica y general, en el caso del TOEFL es la misma prueba para los dos ámbitos: profesional y académico.

Para estudiar entonces, hay que poder obtener un buen puntaje en la prueba seleccionada: para los abogados en la mayoría de los casos, se exige 100 sobre un máximo de 120 en el TOEFL y 7 sobre 9 en el IELTS. Cada una de ellas es requisito en Universidades de continentes diferentes, y, como regla general, las universidades mantienen la preferencia por la prueba desarrollada en los países que les corresponde:

  •       El TOEFL se enfoca en el idioma académico, para asegurarse que la persona que lo tome sea capaz de entender el lenguaje técnico, ya sea en su estudio o en su carrera. Fue creada por y es la prueba mayormente aceptada en Estados Unidos.
  •       El IELTS se enfoca en el lenguaje académico y/o general (dependiendo de la versión elegida), para garantizar que las personas que lo tomen puedan estudiar y aclimatarse en los lugares a los que van a viajar, sin importar el país específico. Es la prueba mayormente aceptada en Europa y el Commonwealth.

Las dos pruebas de inglés más conocidas en Latinoamérica son el TOEFL y el IELTS

La decisión de las firmas

Dada la dificultad de las pruebas el proceso de prepararse no puede hacerse solo. Muchos de los abogados que respondieron nuestra reciente encuesta prefirieron un profesor particular y, tanto los que tenían una buena base idiomática como los que no, tuvieron éxito en obtener los puntajes que necesitaban. Por otro lado, hay quienes prefieren los cursos en academias e incluso estudiar inglés, en países anglófonos por un período determinado, que normalmente va de tres a seis meses. Esta tercera alternativa es sin lugar a duda la que genera mayor grado de éxito de aprendizaje, pero también la más costosa y difícil de realizar por tiempo y compromisos involucrados. De hecho, puede ir entre los 650 y los 800 dólares semanales, alojamiento incluido y en versión full time.

Además del valor y el tiempo que se debe dedicar al aprendizaje del inglés, hay que agregar el valor de las pruebas. Tomar un TOEFL cuesta hasta 240 dólares, mientras que IELTS puede alcanzar los 300 dólares, dependiendo de la modalidad en que se realice. La más cara en ambas pruebas, es la “paper based” donde la prueba se realiza a mano, mientras un poco más barata es la modalidad “computer based” que se realiza también presencial pero frente a un computador. Las modalidades online, son cada vez menos usadas, por exigencias de las Universidades con la excepción de una de las pruebas más recientes, la de Duolingo que, aunque no tiene la misma reputación que los dos anteriores, es menos costosa y es aceptada por varias instituciones.

Esto puede parecer mucho tiempo, esfuerzo y recursos en la preparación para un posgrado y desanimar a quienes estén pensando en hacerlo, pero, muy por el contrario, el inglés y su preparación son en sí mismos un escalón importante en una carrera profesional y que reditúa aún antes y en forma independiente del LLM.

El inglés debería entenderse como una primera forma de especialización, general, cada vez más necesaria y que bien asumida, abre muchas puertas y posibilidades profesionales y de desarrollo personal, acceso mayor a información y sin duda al mundo de posibilidades de una especialización más específica y profunda como un postgrado.

La preparación de esta especialización idiomática requiere tiempo, esfuerzo y determinación, pero al entenderse no sólo como un paso sino como una puerta de acceso, vale la pena abrir todas las posibilidades que conlleva. Hay que preguntarse: ¿Cuál es mi nivel de inglés base? ¿Necesito ayuda para mejorar mi inglés? ¿Cómo planifico mi inversión financiera en esta etapa? ¿Cuánto tiempo y recursos puedo y estoy dispuesto a invertir en este proceso?

Un LLM en inglés entonces, para los países hispanoparlantes como los nuestros, implica una doble especialización y debe ser asumida como tal. Pero ambas traen beneficios y hacen destacarse a los profesionales que entienden la importancia y están dispuestos a navegar este primer paso en su viaje para poder acceder al segundo.

La preparación de esta especialización idiomática requiere tiempo, esfuerzo y determinación pero vale la pena abrir todas las posibilidades que conlleva.

Pasar el test de inglés es solo el primer paso para conseguir un LLM, pero el resto del viaje tendra que ser discutido en otra ocasión....