La relación entre el Derecho y la política

Entre el individuo y la población


La relación entre el ejercicio del Derecho y la política es compleja y multifacética, ya que ambos campos están interconectados de diversas maneras. La formación legal sirve como sólida base para ingresar al ejercicio de este campo laboral público. La habilidad para comprender y analizar cuestiones legales complejas es valiosa en la toma de decisiones políticas, en la participación en el proceso legislativo y en muchos otros aspectos de la vida dedicada al servicio público en este ámbito.

La experiencia en la redacción de leyes y políticas públicas es una necesidad para el desarrollo de un proyecto o visión futura de una sociedad específica, y los abogados conocen y comprenden ese aspecto ya que es parte de su desarrollo disciplinar, antes de dar el salto a la política. Aquellos abogados cuyos intereses se centran en los proyectos de desarrollo para países y sociedades pueden encontrar en la política una plataforma más amplia para nuevas oportunidades y desafíos y cuentan para ello con ventajas disciplinares notables. Hay un sinnúmero de diferentes áreas donde estas ventajas son aplicables. 

El primer caso a exponer es el más claro y  evidente: trabajo en el sector público. Hay muchas oportunidades que los abogados pueden encontrar en el gobierno de turno y que se relacionan con aspectos políticos, como por ejemplo el nombramiento de jueces y fiscales. En muchos países, esos nombramientos suelen tener un componente político, donde quienes gobiernan, a menudo, influyen en la selección de candidatos que comparten su visión ideológica. Un ejemplo destacado fue el proceso de confirmación de la jueza Amy Coney Barrett en la Corte Suprema de los Estados Unidos en 2020, que generó un intenso debate político debido a la rapidez del proceso y las implicaciones ideológicas. 

Por el otro lado, una de las responsabilidades importantes de estos profesionales en el gobierno es el Litigio Gubernamental donde participan en litigios en nombre del gobierno o defienden al gobierno contra demandas. Esto puede incluir casos relacionados con derechos civiles, disputas regulatorias o desafíos constitucionales, y dentro de estos litigios uno de los ámbitos más valorados es en el lobbying para representar los intereses de clientes ante legisladores y funcionarios gubernamentales.

El segundo caso es menos evidente pero significativo en su impacto en el destino de las sociedades y que incluso puede tener repercusiones internacionales y se refiere al trabajo con Organizaciones No Gubernamentales. Uno de los ejemplos más conocidos de estas instituciones es la ONU, la que siempre requiere de abogados, de diferentes especialidades, para trabajar en ámbitos de política pública, justicia social entre otros. La diferencia en contraste al trabajo relacionado con un gobierno específico es su enfoque más global para encontrar posibles soluciones que gobiernos locales pueden implementar.

Muchos abogados deciden trabajar en el sector publico por una variedad de razones, las oportunidades, los beneficios y los desafíos.

Entre los inusuales y las leyendas

En un plano más convencional un abogado siempre puede entrar en un estudio de abogados del Derecho Público y/o Político, en los cuales los abogados y fiscales investigan para representar en casos públicos, en nombre de los intereses de personas y/o nación.

En comparación el cuarto caso es uno que normalmente no se relaciona directamente con el ejercicio del Derecho y se refiere a trabajar en medios de comunicación como comentaristas políticos. Los abogados no son los únicos que están al tanto de aspectos y actores legales, los medios también tienen el deber de reportar estos cambios, propuestas de leyes, cambios de gabinetes, entre otros.  Y en un análisis de situación muchas veces no sirve sólo presentar los hechos, por lo que los medios de comunicación contratan a abogados para que puedan explicar las ramificaciones e impactos dentro de situaciones y sus marcos de gestión y legales, pudiendo comunicar así de mejor manera que es lo que está pasando y cómo puede afectar a la población.

Sin duda, el ámbito de mayor importancia de relación entre política y Derecho se visualiza en los casos de abogados, dedicados a la política para cambiar desde esta plataforma, situaciones sociales, económicas y/o culturales en los diferentes países como líderes políticos. Porque no basta con tener un proyecto o idea, es necesario tener muy claro cómo poder implementarlo y tener los dotes para poder transmitirlo, con habilidades de comunicación desarrolladas. Todas estas características son desarrolladas y aprendidas por los abogados en sus estudios y sirven de base para poder llevar a cabo proyectos y tareas muchas veces titánicas.

Ejemplos de esto hay muchos en la historia: abogados que han tomado las oportunidades que les da la política para dejar su marca, tales como Nelson Mandela, quien desempeñó un papel fundamental en la lucha contra el apartheid en Sudáfrica y sentó las bases para la reconciliación de las diferentes etnias de ese país. Mandela se convirtió en el primer presidente negro del país después de su liberación de prisión en 1990. Abraham Lincoln quien antes de ser el decimosexto presidente de los Estados Unidos trabajó como abogado. Es recordado por liderar al país durante la Guerra Civil y por su papel en la abolición de la esclavitud y consecuente cambio social profundo. Y finalmente Ruth Bader Ginsburg, que antes de convertirse en la segunda mujer en servir en la Corte Suprema de los Estados Unidos, fue abogada y profesora de Derecho, y una defensora destacada de los derechos civiles y la igualdad de género.

La conexión entre abogados y carreras políticas es una realidad arraigada, ofreciendo a los profesionales legales una vía efectiva para abogar por cuestiones importantes, al expandir los límites de su desempeño profesional, en pos de ayudar a la población y a los países en que residen.  Sin embargo, esta transición también conlleva la necesidad de gestionar desafíos éticos y la percepción pública de la carrera legal del individuo.

Nelson Mandela, Abraham Lincoln, Ruth Bader Ginsburg, Martin Luther King Jr., Mahatma Gandhi y más son abogados y políticos que lograron un impacto en su sociedad.

Ya sea por las oportunidades, por los desafíos o por las responsabilidades la combinación de carreras entre ser abogado y ser político promete una carrera interesante.

 


¿Hay que poner foto en el CV?

La pregunta de la foto


Al momento de buscar un trabajo, la herramienta fundamental es un documento que bien puede tener sólo una página o la plataforma que lo contiene como es el caso de la red social LinkedIn: El Currículum Vitae (CV), cuyo propósito es explicar en resumen los estudios, experiencia, habilidades e intereses de un postulante y las razones y conocimientos que lo hacen ideal para un cargo. Es la primera impresión de los reclutadores sobre un candidato, debe destacarse y contener información relevante que decidirá si es o no interesante para el puesto en cuestión, definiendo la posibilidad de avanzar en un proceso y de eventualmente conseguir un trabajo. Para maximizar su efectividad, es fundamental comprender la importancia de forma y fondo, ya que al combinar contenido sustancial y relevante (fondo), con una presentación visual atractiva (forma), se aumentan las posibilidades de destacar entre los candidatos y captar la atención de los empleadores en la búsqueda laboral.  Es en este último aspecto (forma) donde se plantea un interrogante sin solución definida, que depende de factores difíciles de precisar y que bien puede ser determinante en una postulación:

¿Debería tener un CV la foto del postulante?

La forma del currículum se refiere a su presentación visual y estructura. Y dentro de esta “diagramación” la pregunta de si incluir o no fotografía es causa de debate. Por un lado muchos argumentan que el CV es un documento profesional, parecido a un contrato y por lo tanto no se deberían añadir detalles personales como una fotografía, otros argumentan que la fotografía de un Currículum refiere, no a la apariencia del profesional sino a una forma de presentación visual, que en su forma dice mucho del candidato y que complementa la información del documento. 

Aquellos que respaldan la inclusión de fotografías en el currículum argumentan tres beneficios principales. En primer lugar, destacan el aspecto de profesionalismo y transparencia, argumentando que añadir una foto puede personalizar el currículum, permitiendo a los empleadores conocer a la persona detrás del documento. Además, señalan que la inclusión de una imagen puede contribuir a la construcción de una marca personal, haciendo que el candidato sea más memorable en ciertos casos. Por último, sostienen que, en algunas culturas, la inclusión de una foto se considera una norma y parte estándar de la aplicación, lo que refuerza la importancia cultural en este debate.

Dentro de los que enumeran los detractores de la foto aparecen varios problemas, como el riesgo de una posible discriminación basada en la apariencia física. Argumentan que el currículum debe centrarse en las habilidades, la educación y los logros profesionales y no en la apariencia física. Además se debe tener cuidado con normas o regulaciones específicas sobre la inclusión de fotos en currículos, en lugares o empresas específicos donde incluso puede ser ilegal solicitar una foto como parte del proceso de contratación debido a preocupaciones de discriminación.

Mostrar la foto en un CV es una decisión que tiene tanto beneficios como desafíos lo que causa debate entre los postulantes sí deberían ponerla o no.

La importancia del país

Desde el 2014, Work On Law decidió hacer un estudio para determinar las variables que pueden llevar a una respuesta a la pregunta de la foto en el ámbito del derecho y la respuesta a la que llegó es…. que depende. A las preguntas planteadas por WoL de si los abogados deberían poner una fotografía en el CV o en LinkedIn, la respuesta de abogados de Chile, Colombia y México, fue dependiente de la forma y plataforma en que se muestra el CV y de las costumbres del país en que el abogado postule a un trabajo.

[Video] ¿Me conviene tener  foto en mi CV?

De acuerdo con esta investigación, el porcentaje de abogados que decide poner una foto en su Currículum en Colombia por ejemplo, ha aumentado en los últimos años mientras que en Chile ese hábito es extremadamente raro. Eso se debe a que en este último país, el CV de un candidato a un trabajo del mundo legal, se considera extremadamente formal y el futuro empleador, lo mira como un anticipo de la capacidad de un abogado para adaptarse a un documento formal, que luego en su nuevo empleo deberá producir en otras situaciones.

En cuanto a la plataforma, Work on Law recomienda a sus postulantes siempre tener la mejor fotografía posible en LinkedIn, debido a su estructura preconstruida como red social, donde, si no la tienen, quedan en una gran desventaja frente a los otros postulantes que cuenten con una. En cambio en WoL no permitimos la inclusión de fotografías en nuestros perfiles. Esto porque si bien muchos estudios jurídicos invierten mucho en imágenes profesionales para mostrar a sus equipos, una vez conformados, la selección de acuerdo con nuestra opinión, sólo debe ser por méritos y nunca por el aspecto de una persona. La sola posibilidad de una discriminación por la inclusión de una fotografía nos define en contra de su inclusión. 

¿Debería tener una foto mi CV o en LinkedIn? En la última no cabe duda, y en el CV, aunque hay ventajas y desventajas, de acuerdo al estudio realizado por WoL., depende de dónde y cómo. Es una decisión que cada postulante debe tomar informadamente, para lo que ponemos a disposición este video y nuestra experiencia. Porque como dijimos, un currículum efectivo equilibra forma y fondo para ofrecer una imagen profesional y persuasiva del candidato. Y la pregunta de la foto es una que bien puede definir las posibilidades en un proceso laboral.

En países como Colombia más y más postulantes ponen fotos para diferenciarse, mientras que en Chile la costumbre casi no existe

¿Cuál es la respuesta correcta? ¿Tener una foto y ser más personal? ¿O quitarla y ser más profesional? Eso es una respuesta que solo el postulante puede responder.

 


Ficción disciplinar: películas que todos los abogados deben ver

Entre Padres, Madres y hombres enojados


Estamos en una época del año en que en nuestro hemisferio sur es verano, época de vacaciones donde suele tenerse un poco más de tiempo para el descanso y para leer, maratonear series o dedicar un tiempo al género del cine.

Si bien la receta general es la de no mezclar descanso con trabajo, la verdad es que, como dice el antiguo dicho, uno es lo que come o en este caso uno es la disciplina que ejerce. En este sentido, dedicar algo de tiempo libre a esta disciplina a través del entretenimiento tiene mucho sentido y con tantas plataformas disponibles es una gran oportunidad para ver casos disciplinares en diferentes partes del mundo: desde clásicos atemporales hasta producciones más recientes, el cine ha abordado una variedad de aspectos relacionados con el Derecho, proporcionando al público una ventana única a los desafíos éticos, la lucha por la justicia y la intriga legal. Estas narrativas no sólo han entretenido al público, sino que también han planteado preguntas éticas y morales que resuenan en la sociedad. De estas películas hicimos un pequeño listado, que quizás pueda dar luces sobre grandes producciones a las que dedicar esos tiempos de descanso pero que construyen cultura disciplinar.

Twelve angry men (o Doce hombres sin piedad en España y Doce hombres en pugna en Hispanoamérica) es uno de los primeros clásicos que siempre deberían aparecer en cualquiera de las listas de imperdibles del cine relacionado con el Derecho. El clásico de 1957 cuenta la historia de 12 hombres de un jurado estadounidense que tienen que llegar a un terrible veredicto de culpabilidad o inocencia para un joven acusado del asesinato de su padre, que podría llevarlo a sentencia de muerte y aunque 11 de los 12 están convencidos de que el muchacho es culpable, el jurado número 8 no está tan convencido y expone sus dudas….

 

In the Name of the Father (En el nombre del Padre) es otra película que ningún abogado debería dejar de ver, pues muestra uno de los casos de corrupción policial y negligencia judicial más famosos del mundo, y uno de los más violentos. Detalla el caso real de los cuatro de Guildford, tres hombres irlandeses y una mujer inglesa que fueron acusados erróneamente del bombardeo de un bar de Guilford en 1974. Tanto ellos como miembros de su familias fueron condenados a cadena perpetua y pasaron 15 años en prisión. La película relata la lucha de Gerry Conlon por probar su inocencia y la de su padre. Este caso produjo cambios efectivos en el sistema judicial del Reino Unido.

 

Erin Brockovich es una película que demuestra las habilidades blandas que puede necesitar un abogado y la importancia de la relación cercana con un cliente. Relata la historia real de Erin Brockovich quien, a pesar de no ser una abogada, fue la principal responsable de resolver un caso legal contra la empresa Pacific Gas and Electric Company (PG&E), que contamina el agua de una localidad produciendo enfermedades y muerte a los habitantes del pueblo de Hinkley, California.

12 Angry Men nos enseña que no hay tal cosa como un jurado o juez sin prejuicios, ya sean positivos o negativos, y por lo tanto los abogados y fiscales no deben tomar ningún caso como asegurado. 

El veredicto de un pajaro

The Veredict (También conocida como Veredicto Final en España y Será justicia en Argentina) es otro clásico creado por Sidney Lumet, director de 12 Angry Men. La película cuenta la historia de Frank Galvin, un abogado en el punto más bajo de su vida que encuentra un caso de mala práctica en un hospital de la Iglesia Catolica, Frank es afectado por el estado de la víctima y decide enfrentarse a un equipo de fiscales respaldado por la Iglesia para llegar a la verdad del caso, a pesar de la oposición que enfrenta incluyendo al juez mismo.

 

Y finalmente ninguna lista de películas que los abogados deberían ver estaría completa sin uno de los clásicos más conocidos, To Kill a Mockingbird (También conocido en España, Ecuador y Perú como Matar a un ruiseñor, en México ¿Como matar a un ruiseñor? y en Venezuela Para matar un ruiseñor). Es una película que fue considerada como “cultural, histórica y estéticamente significativa” por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos y fue seleccionada para ser preservada en el Registro Nacional del Cine. Cuenta la historia de la familia de los Finch, el abogado y padre Atticus Finch y sus dos hijos que crecen en una difícil situación económica y social en la década de los 30, llena de racismo y crisis. En estas circunstancias Atticus Finch decide defender a un joven afroamericano acusado de violación a una mujer blanca.

La lista es larga pero no podemos dejar de mencionar películas como A Few Good Men (1992) (conocida como Algunos Hombres Buenos en España y como Cuestión de Honor en Hispanoamérica), con notables actuaciones de Jack Nicholson y Tom Cruise o Just Mercy (2019) (o Cuestión de Justicia en España y Buscando Justicia en Hispanoamérica), en la que actúan Michael B. Jordan y Jamie Foxx. Para terminar The Trial of the Chicago Seven (2020) (o El Juicio de los Siete de Chicago) dirigida por Aaron Sorkin y protagonizada por Eddie Redmayne, Sacha Baron Kohen y Michael Keaton, es un imperdible de este género.

Esta es nuestra recomendación para en el tiempo de ocio sentarse y reflexionar, no sobre el trabajo sino sobre la disciplina, representada y contada a través de casos emblemáticos. Las habilidades y actitudes duras y blandas que se necesitan y las áreas que pueden desarrollarse este 2024, con ficción que tiene una lección para enseñar.

To Kill a Mockingbird es uno de los clásicos más importantes para un abogado, pues muestra como ha evolucionado el sistema desde el pasado.

Hay muchas películas que los abogados pueden disfrutar que todavía tienen lecciones importantes a pesar del conocimiento y/o la experiencia que posean.

 


Caso de estudio: el número de abogados en Colombia

El balance entre el conocimiento y el comportamiento


La profesión de los abogados es uno de los ámbitos laborales con mayor prestigio en el mundo, un trabajo asociado a alto conocimiento y dominio de materias, posibilidades de éxito financiero y laboral, entre otros. Es por esto que la carrera de derecho es una de las carreras más demandadas dentro de las carreras humanistas, y sin duda una en la que la población general deposita más confianza, una confianza que es necesaria en todos los ámbitos legales en que se especializan, todos ellos demandantes de un enorme conocimiento técnico y práctico, requeridos para manejar los desafíos de la profesión.

Esto crea un balance delicado entre el conocimiento y comportamiento ético-profesional que se imparte por las universidades y los desafíos que van evolucionando con el paso del tiempo. Conseguir mantener ese equilibrio debido a la calidad de los profesionales que ofrece es uno de los mayores retos. Sin embargo, cuando este balance se rompe, surgen una serie de problemas asociados muy graves para la población general, que da como un hecho el que los profesionales del Derecho no sólo conocen las leyes y formas relacionadas sino que son capaces de utilizarlas en diversos ámbitos y casos en forma correcta e innovadora, habilidad de la que depende su presente, futuro, patrimonio, libertad, entre otros. Este equilibrio en un mundo donde las Universidades proliferan muchas veces como negocio más que como centros educativos de calidad, genera una serie de delicadas interrogantes: 

¿Qué sucede cuando la educación recibida no es de calidad? ¿Qué es lo que pasa cuando los profesionales que invirtieron tanto tiempo, confianza y dinero en su educación no logran la calidad prometida y ejercen en un medio? Estas son las preguntas con las que debe lidiar cualquier país que se encuentre en estas circunstancias y son preguntas que ya se hacen abiertamente en Colombia y quizás debieran hacerse en muchos otros países, como lo reveló un informe de la Corporación Excelencia en la Justicia dedicado a estudiar la calidad de los programas de Derecho de las universidades de ese país.

Es necesario recalcar antes que nada la razón detrás de este informe, Colombia es conocido por ser tradicionalmente un país de abogados. Tienen la segunda mayor cantidad de abogados per cápita en el mundo, detrás de Costa Rica. Según los estudios realizados el 2019 por el Consejo Superior de la Judicatura de Colombia, había hasta ese año más de 300.000 abogados registrados para ejercer la profesión, y cada año se gradúan aproximadamente 14.000. Pero incluso hace 4 años ya se podía ver que había problemas ya que el Ministerio de Educación en Bogotá señaló que de los 183 programas de Derecho que ofrecían las universidades colombianas, sólo 46 estaban acreditados con alta calidad.

En la ultima década la cantidad de estudiantes que se han graduado de la carrera de Derecho se ha duplicado.

Desafíos creados por la educación

Y después de 4 años la situación no ha mejorado, la cantidad de abogados sólo ha crecido con el paso del tiempo. Actualmente por cada 100.000 personas en el país hay 728 juristas. Para comparar Europa tiene un promedio de 172 juristas por cada 100.000 personas. La Corporación de Excelencia en la Justicia realizó este año un estudio que analizaba 114 universidades para comparar cómo avanzó la educación para esta población cada vez más creciente: Lo que encontraron es que el 77% de estas universidades no alcanzan una calidad aceptable, y del total de las universidades solo un 20% eran universidades públicas.

Esto ha causado una serie de problemas en toda el área laboral del Derecho en Colombia. El primero de estas dificultades es la sobrepoblación de abogados: el 2022 se registraron más de 375.000 abogados en el país y se teme que el campo laboral del Derecho ya no tenga espacio suficiente para que los profesionales puedan encontrar dónde ejercerlo. Ha llegado hasta el punto en que un estudio realizado por la Corporación Universitaria Iberoamericana determinó que actualmente 4 de cada 10 abogados no consiguen empleo específicamente porque no tienen las habilidades que el mercado actual demanda (específicamente alrededor de la tecnología y el ámbito digital), habilidades que las universidades no han podido entregar debido a que los cambios de planes académicos no operan con la misma rapidez que las demandas del mercado.

Otro problema relevante que ha surgido recientemente son los conflictos éticos que han aparecido debido a la conducta de algunos profesionales del rubro. Según un estudio de la Corporación de Excelencia en la Justicia anualmente se imponen un promedio de 1.500 sanciones por malas prácticas a abogados en este país, lo que se ha asociado con una falla por parte de su educación ya que se ha notado que hay un mayor enfoque en la parte técnico jurídica y menos en la formación de valores ético-profesionales durante el estudio de la carrera.

El Derecho es una profesión crítica para la sociedad y uno de los ámbitos laborales más reputados a nivel mundial y hay pocos países en que el prestigio de los buenos abogados sea mayor que en Colombia. Es por este mismo motivo que la falta de calidad en la educación de los abogados es un problema urgente, en una sociedad en que hay una judicialización de las relaciones muy fuerte. Este es el caso Colombia, puesto en números y que debe llamar la atención de todos los otros países que están en las mismas circunstancias, aunque no las hayan puesto en cifras aún. Con la demanda del medio permanente a los abogados a innovar y actualizar la forma en que realizan su trabajo para una nación con tanta historia en el ámbito legal como Colombia, hay que preguntarse qué regulaciones y cambios son necesarios también, para mantener la calidad e innovar en su educación.

El año 2022 se registraron más de 375.000 y hay serias preocupaciones en el ámbito laboral acerca del balance entre la demanda y los abogados.

Afortunadamente el Gobierno de Colombia se dio cuenta de este desafío el 2019 y se están discutiendo reformas para solucionar esta situación.

 


Abogados ¿Inglés fluido o falso?

Prueba tu Listening


¿Qué tan bueno es tu inglés? Si eres abogado con experiencia y quieres trabajar en un entorno internacional, quizás te hayas hecho esta pregunta más de una vez. Y es que el inglés es un requisito indispensable para muchos puestos de trabajo en el sector legal, y no basta con decir que lo dominas, sino que hay que demostrarlo con una certificación oficial.

[Video] Prueba tu Listening: Abogados ¿Inglés fluido o falso?

Sin embargo, según un estudio que realizamos en Work On Law, descubrimos que un número excesivo de abogados tienden a sobreestimar su nivel de inglés en su hoja de vida, lo que puede generar desconfianza y decepción entre los empleadores.

El estudio comparó el nivel de inglés declarado por los abogados con el que obtuvieron en una prueba de certificación reconocida internacionalmente, como el TOEIC, el TOEFL, Duolingo o el Cambridge English. Los resultados fueron sorprendentes: solo el 60% de los que afirmaron tener un nivel C1 o C2, es decir, ser usuarios competentes o expertos, pudieron respaldar su afirmación con una certificación acorde.

El 40% restante, que aseguró poder trabajar sin problemas en inglés, resultó tener un nivel inferior al que declaró, lo que implica que está vendiendo su inglés por encima de lo que realmente sabe.

El estudio también reveló que hay una diferencia de género en este fenómeno: el 70% de los que inflaron su nivel de inglés son hombres, lo que podría indicar una mayor confianza o una menor conciencia de sus limitaciones.

De acuerdo al estudio realizado por Work On Law, un 40% de los abogados que declaran ser bilingües sobrevenden su nivel de inglés.

Una situación alarmante

Esta situación es preocupante, porque hace que los empleadores pierdan credibilidad en cómo los abogados califican su idioma. Al ser tan grande el grupo de estas personas que se sobrevenden con su nivel de inglés, afirmar tener inglés avanzado hoy día es un significante vacío. Esto genera un problema para los que realmente dominan el idioma y su afirmación es cuestionada por la baja credibilidad que tiene la mera afirmación. Entonces empieza el problema de tener que recurrir a otras secciones del currículum para saber si el inglés que afirma tener tiene sustento en la realidad, por ejemplo porque ha vivido fuera del país, porque estudió en alguna institución, y lo que es peor, promueve la odiosa práctica de preguntar dónde estudió enseñanza básica y media, esperando que la respuesta se menciona algún colegio británico por ejemplo.

Lo más alarmante es que, dentro del grupo que sobrevende su inglés, un tercio ni siquiera puede trabajar fluidamente en inglés, porque obtiene un B2 o menos, según mostramos en el gráfico. El nivel B2, según el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas, corresponde a usuarios independientes del idioma, que pueden entender las ideas principales de textos complejos, pero que carecen de la fluidez y la precisión necesarias para comunicarse con eficacia en situaciones profesionales.

Por eso, desde Work On Law recomendamos a los abogados que quieran mejorar sus oportunidades laborales que sean honestos con su nivel de inglés y que se preparen adecuadamente para obtener una certificación que lo acredite. Así, podrán demostrar su competencia lingüística de forma objetiva y fiable, y evitarán frustraciones y malentendidos tanto para ellos como para sus potenciales empleadores.

Radiografía de la sobreventa de los abogados y su nivel de inglés: no son tan expertos ni competentes como declaran.

Aprender y manejar el inglés es una de las habilidades más útiles para todos los abogados por lo que mantener y probar el nivel del idioma se ha vuelto tan importante.

 


Claves para una Mejor Postulación

Primeras impresiones


En Work On Law trabajamos para poner en contacto a los postulantes y las empresas o estudios, para maximizar dentro de lo posible las oportunidades de los abogados de encontrar el trabajo apropiado para ellos y que los empleadores puedan hallar al mejor profesional para sus necesidades.

Es por estos motivos que nos centramos en transmitir información, desde los empleadores a los postulantes (lo que saben los postulantes de la oferta es importante para que puedan tomar una decisión informada), y viceversa para que las empresas conozcan la mayor cantidad de características de sus postulantes, antes de tomar la decisión de entrevistar y continuar con el proceso de selección.

Para esto, decidimos dar algunos consejos sobre cómo llenar la información más relevante al momento de postular en Work On Law y maximizar sus posibilidades. 

Además de un currículo bien estructurado, tal y como tratamos en un artículo anterior es importante entender lo que los empleadores necesitan saber de los postulantes y dejar respuestas en blanco es la peor forma de responder a sus preguntas. Esto genera una baja notable en las posibilidades de un postulante de obtener atención sobre su postulación. 

Nuestra primera sugerencia es mantener la información actualizada. Las primeras impresiones siempre son importantes y lo primero que los empleadores ven de los postulantes es su información personal, la universidad en que realizaron estudios de pregrado, idioma, tiempo de experiencia y su último empleador. Es una síntesis muy importante, rápida e inicial que permite a los empleadores ver las principales características profesionales antes de profundizar en los respectivos currículos. 

Para la gran mayoría esto es simple, ingresan sus datos y siguen con el resto del proceso, pero algunos postulantes pueden tener dudas sobre cierta información, por lo que aquí hay algunos consejos que les pueden servir. 

 

Partiendo con la información del último empleador: ¿Qué información doy si no tengo un último empleador? Para aquellos profesionales que se han titulado recientemente y están buscando su primer trabajo o estudiantes que todavía no se han graduado y buscan práctica, deberían llenar ese ítem con las siguientes opciones:

  • Busco mi primer empleo: Esta es la opción para los estudiantes que todavía no han completado sus estudios, su práctica profesional, o no han jurado, y están buscando trabajo como procuradores, práctica o pasantía. Los empleadores entenderán a partir de esta frase que buscan este tipo de trabajo.
  • Práctica profesional: si terminaste tu práctica y estás postulando por primera vez, este es el dato que reemplaza al último empleador. A partir de esto y en tu currículo, el interesado verá los detalles de lugar, responsabilidades y duración.
  • Buscando mi primer trabajo como egresado: para los que completaron sus estudios y tienen su título recientemente. Esto aplica a los que terminaron la práctica y a aquellos que son abogados y juraron ante la Corte Suprema.

Es importante destacar que la información alusiva al “último empleador” se refiere solamente a experiencia laboral como abogado, así que si tienen experiencia profesional en un ámbito no relacionado con el Derecho esto no se debe incluir, y, es mejor utilizar alguna de las opciones antes descritas. 

También tenemos que aclarar que estas opciones NO afectan negativamente las posibilidades de un postulante de conseguir una entrevista, sino que facilita a los empleadores conocer la situación actual del postulante. Lo único que realmente puede afectar una postulación es el que quede en blanco porque, aunque inicialmente puede parecer irrelevante, el hecho de que los estudiantes/abogados estén dispuestos a presentarse de forma incompleta no es una buena carta de presentación.

Un postulante debe buscar ser concreto y preciso, una buena primera impresión es muy importante para el proceso.

Opciones y pruebas

Ahora:  ¿Qué hago sí tengo un último empleador y no lo encuentro en la lista que ofrece Work On Law? 

  • Empleador en la lista: Como primer dato, la lista de empleadores de Work On Law es muy extensa y completa. Para hacerlo aún más sencillo, los postulantes tienen la opción de teclear el nombre de su empresa en la parte superior de la lista, lo que los lleva directo al nombre buscado. 
  • Otro: Aunque la lista es larga, no quiere decir que sea infinita por lo que, en el caso de que no hayan podido encontrar a su último empleador pueden usar la opción “Otro”, lo que a efectos internos de Work On Law nos sirve  para actualizar nuestra base de datos, por lo que te recomendamos estar ingresando cada cierto tiempo para verificar la actualización y poner al día la información. Los postulantes en esta situación no se verán afectados negativamente, ya que los CV se revisan y se completa la información por el equipo de Work On Law.
  • Libre Ejercicio: También hay situaciones en las que los abogados han trabajado de manera independiente por bastante tiempo: En estos casos Work On Law les da la opción de señalar que trabajan en forma independiente, lo que deja claro a los interesados su perfil profesional.

Otra instancia de entrega de información importante que ofrece Work On Law y que es relevante aclarar son las pruebas psicolaborales que ofrecemos hacer a todos los postulantes y que nuevamente constituyen información valiosa y complementaria para realizar un buen match entre postulante y empleador.

¿De qué se tratan las pruebas psicolaborales? Son dos pruebas cortas que analizan tu personalidad y tus habilidades cognitivas respectivamente. ¿Cómo te ayuda esto? No sólo le demostrará al empleador que tienes las habilidades necesarias para el trabajo, sino que también tienes las habilidades blandas para integrarte a un equipo. De esta forma puedes resaltar antes de la entrevista tus características personales asociadas al mundo laboral, y esa información puede ayudar a establecer una buena base de conversación en la entrevista y demostrar tus mejores características de una forma en el que el currículum no puede.

Como dijimos, en Work On Law trabajamos para poner en contacto a los postulantes por un lado y las empresas  y estudios por otro, y aunque no definimos quienes serán los elegidos, sí podemos darles las herramientas para que se destaquen, y la base para presentar la información y habilidades que les ayudarán a conseguir una mejor oportunidad en el proceso de selección.

Aunque Work On Law no puede decidir quien será contratado podemos ayudarte a destacar para generar una mejor impresión 

Las primeras impresiones son muy importantes para conseguir tu empleo y es por eso que Work On Law se esfuerza para que tengas todas las opciones disponibles a los postulantes

 


La intersección entre lo Legal y lo Ético

El vinculo y sus deberes


La profesión legal y su función en trabajos vinculados con los departamentos de ética y cumplimiento están estrechamente relacionados. 

Las principales funciones de los abogados del área de Ética & Cumplimiento son generar un código de conducta para los empleados de la empresa, difundirlo y controlarlo incorporando para ello a ley y las normas del país.

Además, deberán actuar una vez que haya denuncias, por los canales que la compañía haya contemplado, haciendo investigaciones internas buscando evitar actividades ilegales y reñidas con la  ética en el comportamiento tanto de la organización como de sus miembros. 

No es de extrañarse entonces, que las empresas y organizaciones tanto públicas como privadas requieran del servicio de los abogados como parte vital de sus departamentos de ética y cumplimiento, generando un campo laboral relativamente nuevo de desarrollo profesional.

Una responsabilidad esencial de los abogados de Ética y Cumplimiento en cualquier organización es establecer políticas y procedimientos con los estándares éticos y de cumplimiento que deben seguir los empleados y demás partes involucradas en la organización. Este proceso implica:

  • Evaluación de riesgos: Los abogados evalúan los riesgos éticos y de cumplimiento a los que se enfrenta la organización. Esto implica identificar áreas de mayor riesgo, como el manejo de datos personales, la prevención de la corrupción, la protección del consumidor o cualquier otro aspecto relevante para la industria en la que opera la organización.
  • Desarrollo de políticas: Los abogados trabajan en estrecha colaboración con los responsables de la organización para desarrollar políticas claras y comprensibles. Estas políticas establecen las expectativas y los requisitos éticos y de cumplimiento para los empleados, proveedores, contratistas y otras partes involucradas. Se redactan de manera precisa y se comunican de manera efectiva a través de manuales, intranets, capacitaciones y otros medios.
  • Capacitación y comunicación: Una vez que se han desarrollado las políticas y los procedimientos, los abogados de Ética y Cumplimiento se encargan de su implementación efectiva. Esto implica brindar capacitación a los empleados y otras partes interesadas para asegurarse de que comprendan y cumplan con las políticas y procedimientos establecidos. También se comunican de manera regular para mantener actualizados a todos los interesados sobre cambios o actualizaciones en las políticas.

La segunda responsabilidad fundamental de los abogados en esta área es el monitoreo y la detección de incumplimientos éticos y legales. Su objetivo principal es garantizar que se cumplan las leyes, regulaciones y estándares éticos aplicables, y detectar cualquier actividad que pueda representar un incumplimiento.

  • Auditorías y revisiones periódicas: Los abogados de Ética y Cumplimiento llevan a cabo auditorías internas y revisiones periódicas para evaluar el cumplimiento de las políticas y los procedimientos de la organización. Estas auditorías pueden centrarse en áreas específicas de riesgo, como el manejo de datos, la prevención de la corrupción o el cumplimiento normativo, y ayudan a identificar posibles deficiencias o áreas problemáticas.
  • Investigación y seguimiento de denuncias: Cuando se recibe una denuncia de incumplimiento, los abogados de Ética y Cumplimiento llevan a cabo investigaciones internas para recopilar pruebas, entrevistar a testigos y determinar la validez de la denuncia. También se encargan del seguimiento de las investigaciones en curso y de garantizar que se tomen las medidas correctivas adecuadas en caso de incumplimiento comprobado.
  • Actualización de políticas y procedimientos: A medida que se identifican nuevas amenazas o se implementan cambios en las leyes y regulaciones, los abogados de Ética y Cumplimiento actualizan las políticas y los procedimientos de la organización para adaptarse a los nuevos requisitos. Mantenerse al día con las novedades legales y normativas es esencial para garantizar un monitoreo y una detección efectiva de incumplimientos.

El ámbito Ético puede ser muy variado, por lo que el trabajo del abogado depende de la empresa

Las investigaciones y la garantía

La tercera responsabilidad: las investigaciones internas son una parte importante del trabajo de los abogados. Estos análisis se llevan a cabo cuando se sospecha o se denuncia un posible incumplimiento ético o legal dentro de la empresa. El objetivo principal de estas indagaciones es recopilar información, analizar pruebas y determinar la validez de las acusaciones para tomar las medidas apropiadas.

  • Recepción y evaluación de denuncias: Las denuncias pueden llegar a través de diversos canales, como líneas de denuncia anónima, correos electrónicos confidenciales o directamente a través de reuniones o conversaciones con los abogados, una vez recibida, evalúan la denuncia recibida para determinar su relevancia y credibilidad. Esto implica analizar la información proporcionada, identificar a los involucrados y recopilar cualquier evidencia o documentación relacionada
  • Recopilación de pruebas: Durante la investigación, se llevan a cabo entrevistas con empleados, se revisan registros y documentos pertinentes, y se recopilan pruebas adicionales que puedan respaldar o refutar las acusaciones. Es importante garantizar la confidencialidad y la imparcialidad en todo el proceso, respetando los derechos de todas las partes involucradas.
  • Informe, recomendaciones: Al finalizar la investigación, los abogados de Ética y Cumplimiento elaboran un informe detallado que resume los hallazgos, las pruebas y las conclusiones. Este informe puede incluir recomendaciones sobre las acciones correctivas o disciplinarias que deben tomarse, así como medidas preventivas para evitar futuros incumplimientos. Una vez que se emite el informe de la investigación, los profesionales trabajan en estrecha colaboración con la alta dirección y los departamentos relevantes para implementar las acciones correctivas recomendadas

Como vemos la intersección entre la profesión legal y los trabajos de ética y cumplimiento se produce en varios puntos y constituye un amplio e interesante campo de ejercicio profesional, donde se puede colaborar en investigaciones internas o en la preparación de informes legales, brindando asesoramiento sobre cuestiones éticas y de cumplimiento que puedan surgir. Su trabajo conjunto contribuye a garantizar que las organizaciones operen de manera legal, ética y responsable, minimizando los riesgos legales y protegiendo la reputación y la integridad de las organizaciones y sus miembros.

Varias empresas buscan abogados para ayudarlos en el ámbito Ético, lo que les da varias oportunidades para crecer profesionalmente

La ley y le ética tienen un vinculo importante por lo que las responsabilidades de estos abogados son variadas, pero las oportunidades que ofrece pueden ser clave para la carrera de cualquier profesional

 


El Mundo Público del Derecho

Los Deberes Publicos


Podríamos definir el derecho público como una rama del Derecho que se limita al conjunto de normas de las políticas públicas dentro de la administración pública del Estado. A diferencia del Derecho Privado, el cual reglamenta las relaciones entre individuos o personas jurídicas (como los contratos de arrendamiento, por ejemplo); el Derecho Público reglamenta las relaciones entre las personas y el Estado o de los poderes públicos entre sí.

Cuando un estudiante está entrando a la carrera de Derecho la primera impresión que probablemente tendrá del oficio proviene del servicio público y, aunque lo más probable es que durante sus estudios decida que prefiere trabajar en un estudio, en una empresa o una tercera opción, no debemos olvidar que está el camino del derecho público, y como veremos hay varias fuentes laborales en este sector.

La primera idea que se nos viene a la cabeza sería, probablemente, el aspecto judicial, abogados defensores, fiscales y jueces pero la realidad es que el derecho público es mucho más amplio abarcando mucho más oportunidades y responsabilidades, entre las cuales se incluyen:

  • Apoyo legal: Proporcionar apoyo jurídico a entidades gubernamentales, organismos públicos y funcionarios públicos en cuestiones legales relevantes. Esto implica analizar leyes y regulaciones, interpretarlas y proporcionar orientación sobre su aplicación.
  • Representación legal: Representar al gobierno, agencias gubernamentales o individuos en casos legales ante tribunales y otras entidades judiciales. Esto puede incluir la presentación de argumentos orales, la preparación de documentos legales y la defensa de los intereses del gobierno en litigios.
  • Elaboración de legislación: Participar en la redacción y revisión de legislación y regulaciones. Los abogados del servicio público pueden trabajar en colaboración con legisladores y funcionarios para crear leyes y políticas que reflejen las necesidades y objetivos del gobierno y de la sociedad en general.
  • Defensa de los derechos y el bienestar público: Trabajar en áreas como el derecho de familia, derechos civiles, derechos humanos, protección del consumidor, protección del medio ambiente y otros asuntos que afecten directamente al interés público y al bienestar de la sociedad en su conjunto.
  • Interpretación y aplicación de leyes y regulaciones: Los abogados del servicio público analizan y estudian las leyes y regulaciones vigentes para comprender su alcance y aplicación. Luego, brindan asesoramiento sobre cómo estas leyes y regulaciones afectan a la organización gubernamental, a los funcionarios públicos y a los ciudadanos en general.

El Servicio Publico es probablemente la primera impresión que una persona tenga del ámbito del Derecho

Las Oportunidades Publicas

Estas son solo algunas de las responsabilidades generales que le esperan a un abogado que se decide por el servicio público. Pero esas son las responsabilidades generales, ¿Cuáles serían las áreas laborales que puede tener un abogado que se dedica al servicio público? Como podemos ver hay una gran variedad:

  • Fiscal o procurador del estado: Representa al gobierno en procesos penales y se encarga de presentar cargos y llevar a cabo investigaciones en nombre del estado.
  • Asesor jurídico de agencias gubernamentales: Proporciona asesoramiento jurídico a agencias gubernamentales en una amplia gama de asuntos legales, desde contratos y adquisiciones hasta derechos del empleado y regulaciones.
  • Defensor público: Representa a personas que no pueden pagar un abogado privado en casos penales y garantiza su derecho a la defensa legal.
  • Abogado de derechos civiles: Trabaja en la protección y promoción de los derechos civiles y las libertades individuales, como la libertad de expresión, la igualdad de género, la no discriminación y otros asuntos relacionados.
  • Abogado de derechos humanos: Se enfoca en la protección y defensa de los derechos humanos tanto a nivel nacional como internacional, trabajando en temas como tortura, desapariciones forzadas, tráfico de personas y otros abusos contra los derechos humanos.
  • Asesor legal de organismos reguladores: Proporciona asesoramiento jurídico a organismos reguladores en áreas como las finanzas, la salud, el medio ambiente y la seguridad para garantizar el cumplimiento de las leyes y regulaciones correspondientes.

Además de estos ejemplos, los abogados del servicio público también pueden desempeñar otros roles, como abogados del gobierno local, representantes legales en agencias de derechos del consumidor, abogados de inmigración en agencias gubernamentales, fiscalías de libre competencia, órganos de control del estado, asesores legales en legislaturas, entre otros.

Hacer cumplir la ley significa una gran variedad de cosas hoy en día y para muchos estudiantes la mejor forma de desarrollar su carrera profesional puede ser el servicio público, que, como vimos, ofrece muchas oportunidades y experiencias a los que estén dispuestos a entrar en el mundo público del Derecho.

Tal como hay responsabilidades muy importantes en el mundo publico, también hay muchas oportunidades y experiencias notables en el servicio público

Aunque los estudiantes tienden a gravitar hacia las firmas uno nunca debería olvidar las oportunidades que ofrece el servicio público y las experiencias que pueden obtener a través de este.

 


El Papel del Abogado en el Mundo Empresarial

Los Recursos Humanos


Como ya vimos en un artículo anterior, el número de estudiantes de derecho y abogados ha crecido exponencialmente en las últimas décadas, planteando el problema de la necesidad de encontrar nuevos nichos y oportunidades de trabajo para la disciplina. 

Esto no quiere decir que sus únicas dos opciones son firmas o explorar nuevos negocios, ya que existen diversas oportunidades laborales para los abogados en el ámbito empresarial y pueden aportar valor a estas organizaciones, desempeñando un papel fundamental en la resolución de conflictos legales, brindando un valioso asesoramiento estratégico y contribuyendo de manera significativa a las estructuras empresariales, que realizan su labor en entornos cada vez más complejos y regulados.

Dentro de estas estructuras empresariales, lo normal cuando se piensa en abogados es vincularlos con el derecho corporativo, sin embargo, hay dos áreas con las que quizás no se relaciona normalmente el trabajo legal, pero en el que los abogados tienen mucho que decir y aportar en diversos aspectos. La primera de ellas es el área de Recursos Humanos, relacionada directamente con el derecho laboral, donde los abogados pueden proporcionar asesoramiento legal estratégico, ayudando a mitigar los riesgos legales – laborales, garantizando el cumplimiento normativo y protegiendo los intereses de la organización. Su participación puede ser especialmente valiosa en situaciones complejas, litigiosas o en momentos de cambios legislativos o regulatorios. A continuación, se mencionan algunas de las áreas en las que aportar dentro de RRHH y cómo pueden contribuir:

  1. Cumplimiento legal y normativo: Los abogados pueden asesorar a los departamentos de RR.HH. sobre las leyes laborales, asegurándose de que la empresa cumpla con todas las regulaciones aplicables en relación con la contratación, políticas de empleo, discriminación, acoso, compensación, ética y cumplimiento y beneficios, entre otros aspectos. También pueden ayudar a desarrollar y mantener políticas y procedimientos internos que estén alineados con las leyes laborales y de empleo.
  2. Contratación y finiquitos laborales: pueden participar en la redacción y revisión de contratos laborales, acuerdos de confidencialidad, acuerdos de no competencia y otros documentos relacionados con la contratación y finiquito de empleados y de contratos. Además, pueden brindar orientación sobre procesos adecuados para el manejo de contratos, asegurando que se sigan los procedimientos legales y que se protejan los intereses de la empresa.
  3. Resolución de conflictos laborales: pueden mediar y resolver disputas laborales entre empleados y empleadores. Esto puede incluir problemas de discriminación, acoso, compensación y beneficios, o cualquier otro conflicto concerniente a relaciones laborales. Los abogados pueden representar a la empresa en negociaciones, mediaciones y, si es necesario, en litigios ante tribunales laborales.

Asesoramiento en temas laborales internacionales: Si la empresa opera a nivel internacional o tiene empleados en diferentes países, los abogados pueden asesorar sobre las leyes laborales y de empleo específicas de cada jurisdicción. Pueden ayudar a garantizar el cumplimiento de las leyes locales, la movilidad de los empleados, la contratación internacional y otros aspectos relacionados con la gestión de recursos humanos en un entorno global.

Los Recursos Humanos lidian con personas por lo que es importante que ambos lados sepan lo que pueden y no pueden hacer.

Los mil y un campos laborales

Otra área que normalmente no está asociada con el Derecho pero necesita representación legal es la de Sostenibilidad. A medida que la sostenibilidad se convierte en una preocupación cada vez más importante para las empresas, los abogados son cada vez más necesarios para brindar asesoramiento legal especializado en relación con aspectos ambientales, sociales y de gobernanza. Es importante destacar que la sostenibilidad abarca un amplio espectro de temas y puede variar según la industria y las circunstancias específicas de cada empresa. Los abogados especializados en derecho ambiental, pueden proporcionar orientación legal valiosa para ayudar a las empresas a integrar la sostenibilidad en su estrategia y operaciones, ayudando en:

  1. Cumplimiento normativo ambiental: Los abogados pueden asesorar a las empresas sobre las leyes y regulaciones ambientales que deben cumplir. Esto puede incluir el cumplimiento de normativas relacionadas con la gestión de residuos, emisiones contaminantes, uso de recursos naturales, protección de la biodiversidad y otras cuestiones ambientales. Pueden ayudar a establecer políticas y procedimientos internos para garantizar el cumplimiento normativo y evitar sanciones legales o daños a la reputación de la empresa
  2. Contratos y transacciones sostenibles: pueden participar en la redacción y revisión de contratos y acuerdos que promuevan prácticas comerciales sostenibles. Esto puede incluir contratos de suministro de energía renovable, acuerdos de adquisición responsable, contratos de gestión de residuos y otros acuerdos que fomenten la sostenibilidad y la responsabilidad social en la cadena de suministro.
  3. Derechos humanos y responsabilidad social: Los abogados pueden asesorar a las empresas sobre la debida diligencia en materia de derechos humanos y responsabilidad social. Esto puede incluir la identificación y mitigación de riesgos relacionados con los derechos humanos en las operaciones y la cadena de suministro de la empresa. Los abogados pueden ayudar a desarrollar políticas y procedimientos para garantizar el respeto a los derechos humanos, la diversidad, la equidad y la inclusión en la empresa.
  4. Divulgación y reporte de sostenibilidad: Los abogados pueden brindar asesoramiento sobre los requisitos legales y regulatorios en cuanto a la divulgación y el reporte de información relacionada con la sostenibilidad. Esto puede incluir ayuda en la presentación de informes financieros y no financieros, divulgación de riesgos y oportunidades relacionados con el cambio climático.
  5. Litigios y resolución de disputas: En el ámbito de la sostenibilidad, los abogados pueden representar a las empresas en litigios relacionados con asuntos ambientales, sociales o de gobernanza. Esto puede incluir demandas por daños ambientales, reclamaciones de derechos humanos, disputas con partes interesadas o demandas relacionadas con el incumplimiento de normas de sostenibilidad y medioambiente.

Estos son solo dos temas en los que los abogados pueden ayudar a las empresas, hay otros ámbitos en los que se requiere asistencia como capital de riesgo, propiedad intelectual o incluso temas de ética. 

Las empresas siempre han necesitado asesoría legal, pero en nuestro mundo contemporáneo, cada vez más regulado y complejo, las estructuras empresariales ofrecen muchas oportunidades laborales en las que los abogados aportan respuestas significativas y estructurantes. Un estudiante de Derecho puede tener la impresión de que su futuro está en una firma o en un nuevo negocio pero la realidad es que la ley es un aspecto que está en todos los ámbitos laborales.

El mundo ambiental no es lo primero en lo que uno pensaría cuando se trata de abogados pero las leyes tienen un gran impacto en como tratamos al medioambiente

La ley es un ámbito presente en todos los aspectos de nuestra comunidad por lo que es importante tener una mente abierta al momento de buscar trabajo

 


El uso de la Inteligencia Artificial: Un dilema ético y laboral

Múltiples herramientas, múltiples riesgos


El desafío ético de utilizar herramientas de inteligencia artificial para dar respuestas a problemas y tareas tanto académicas como profesionales es hoy, con la masificación de estas herramientas, objeto de una intensa discusión pública en todo el mundo. Estas herramientas, genéricas como Google Cloud, Chat GPT, Chat PDF o específicas como Copy.ai (para anuncios), Jad Bio (automatización de procesos) o DALL-E2 (para crear imágenes), son capaces de generar respuestas escritas y visuales, coherentes y convincentes, de manera sorprendentemente realista, pero que pueden ser falsas y constituir plagio o usurpación de roles. Ya es conocido que la inteligencia artificial ha demostrado poder actuar como un abogado, médico u otros, por lo que muchos profesionales incluyendo los del mundo del Derecho están preocupados por este tema e investigando las ramificaciones morales y laborales que puede presentar su uso.

Su uso plantea una serie de cuestiones éticas que deben ser abordadas de manera cuidadosa y reflexiva. Porque es un hecho que la inteligencia artificial (IA) ha llegado para quedarse y su uso generalizado es difícil de controlar.

Uno de los principales dilemas éticos es la responsabilidad y la transparencia en el uso de la IA. Los programas y herramientas con uso de IA han sido programados con gran cantidad de datos y aprenden a partir de patrones, algoritmos e información que van acopiando. Esto significa que el modelo puede reflejar los sesgos inherentes a los datos de programación, como los prejuicios de género, raza o clase social. Si no se controla adecuadamente, la IA puede perpetuar y amplificar estos sesgos, lo que lleva a respuestas discriminatorias y/o injustas. Por lo tanto, es crucial que los desarrolladores y usuarios de estas herramientas sean conscientes de este problema y trabajen para mitigar cualquier sesgo no deseado.

Hay muchos problemas prácticos ya probados en el uso indiscriminado de esta herramienta, como nos demuestra el video Understanding Impacts of AI on the Legal Profession – Computer Science for Lawyers at Harvard Hay casos en que estudiantes han usado ChatGPT para conseguir respuestas fraudulentas como presentar un escrito para evitar pago de una multa vehicular. Esto abre un debate ético acerca de sí este estudiante cometió fraude al usar un escrito realizado por I.A como el suyo propio, o si se debe considerar como una evolución del uso de herramientas como el corrector ortográfico. 

También hay casos como el de DoNotPay, startup tecnológica norteamericana, que desarrolló una Inteligencia Artificial que escucha los argumentos en la Corte y propone contraargumentos para que el acusado sea capaz de defenderse por su propia cuenta, aunque tuvieron que detener el proyecto debido a que la asociación de abogados de California amenazó con ir a la oficina del fiscal de distrito argumentando que estaban trabajando como abogados sin autorización.

La Inteligencia Artificial es una herramienta poderosa, pero también peligrosa

Gran poder, gran responsibilidad

Otro aspecto ético importante es el consentimiento informado. Los sistemas basados en IA pueden dar la impresión de que los usuarios están interactuando con un humano real o con una herramienta confidencial.Esto puede llevar a una falta de claridad sobre la verdadera naturaleza de la conversación o intercambio de información, que plantea preguntas sobre la privacidad y la seguridad de los datos personales, sensibles o confidenciales, compartidos durante una conversación o con un programa que actúa como base de datos y que almacena esta información para usarla, sin ningún filtro o freno. Los usuarios deben ser plenamente conscientes de que están interactuando con una inteligencia artificial, con consentimiento informado de este posible uso indiscriminado al compartir información, lo que en grandes segmentos de la población, en especial en los niños, es muy complejo.

Además, la manipulación y el engaño son cuestiones éticas que se han vuelto más prominentes con el uso de estos sistemas. Estas herramientas pueden ser utilizadas no sólo como apoyo sino para dejar de hacer una tarea o encargo, generar noticias falsas, difundir desinformación o engañar a las personas haciéndolas creer que están frente a la solución de un problema en base al conocimiento y experiencia de una persona, no en base al uso de información acumulada por una base de datos. Ya existen y son famosos casos en el que ChatGPT ha proclamado cosas falsas, como el ejemplo de estudiantes de derecho de la Universidad de Texas, cuyo profesor pasó por filtro de chat GPT sus exámenes finales, y a dos de ellos la plataforma los acusó falsamente. Esto plantea serias preocupaciones sobre la confianza en la información y la integridad de las interacciones en línea. Tal como se mostró en el video la posibilidad de Chat GPT de usar información errónea o falsa ha causado que la inteligencia artificial pueda llevar a la difamación de personas inocentes, lo que genera incluso amenazas de demandas al creador del software. Pero nada de lo expuesto realmente soluciona el problema. Sigue abierta la discusión de quién fue realmente responsable de esta situación: ¿el que hizo la pregunta, la IA o el creador de la herramienta? Es esencial, entonces, establecer mecanismos de verificación y regulación para prevenir el uso indebido de estas tecnologías y proteger a los usuarios y receptores de productos realizados con IA, de posibles manipulaciones.

Esos son sólo algunos temas generales de discusión pública en torno a los desafíos éticos de utilizar sistemas basados en IA. Es posible y probable, que cuando se llegue a acuerdo sobre lo general, las discusiones específicas se potencien y crezcan exponencialmente. Pero lo que es evidente, es que su impacto y profundidad serán enormes en el desarrollo intelectual y práctico de la educación, las disciplinas profesionales y muchos otros aspectos de la vida humana y que esta discusión es fundamental para garantizar un uso responsable y ético de estas herramientas. 

La responsabilidad y transparencia, el consentimiento informado y la prevención del engaño son aspectos clave que deben abordarse de manera efectiva con normativas y leyes destinadas a controlar. Solo a través de un enfoque ético riguroso y un buen marco regulatorio, podemos aprovechar el potencial de estas tecnologías de manera responsable, evitando los posibles riesgos y promoviendo un uso beneficioso para la sociedad en general.

La Inteligencia Artificial ha causado problemas con las vidas profesionales y personales de varias personas lo que ha causado controversia acerca de su uso

La creación y el uso de la Inteligencia Artificial requiere una responsabilidad ética que debe ser bien definida, pues aunque puede ayudar a innumerables personas también tiene el potencial de causarles daño.